Actualizado 01/03/2017 11:50:42 +00:00 CET

Sistemas planetarios lejanos tienen la forma del sistema solar

Sistema TRAPPIST 1
NASA/JPL-CALTECH

   MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Sistemas planetarios simulados para modelar la multiplicidad de planetas en sistemas distantes descubiertos por la misión Kepler revelan comúnmente una forma plana, como la de nuestro sistema solar.

   Investigadores de la Universidad Nacional Australiana (ANU), concluyen que otros sistemas cuentan con múltiples planetas alineados con la estrella anfitriona en un mismo plano, en un descubrimiento que podría aumentar la posibilidad de encontrar vida extraterrestre, afirman.

   El investigador asociado Charley Lineweaver dijo que el descubrimiento de la NASA de que el sistema de siete planetas TRAPPIST1 está en un plano apoyó esta investigación, lo que desafía la suposición habitual de que los sistemas planetarios están acampanados.

   "Otros sistemas planetarios en el universo parecen ser muy parecidos a nuestro sistema solar", dijo en un comunicado Lineweaver, de la Escuela de Investigación de Astronomía y Astrofísica de la ANU (RSAA). "Cuanto más descubrimos acerca de estos sistemas planetarios, más parece que el sistema solar no es excepcional".

   El telescopio espacial Kepler ha detectado más de 4.000 planetas orbitando 3.200 estrellas. La mayoría de estas estrellas anfitrionas tienen solamente un planeta detectado, mientras que 656 tienen múltiples planetas.

   El autor principal del trabajo de investigación, publicado en The Monthly Notices de la Royal Astronomical Society, es el estudiante de doctorado de la RSAA Tim Bovaird.

   "La riqueza de los datos del planeta Kepler permite, por primera vez, estudios detallados de sistemas planetarios fuera del sistema solar, y ahora podemos preguntar y responder a preguntas como: ¿son comunes los sistemas planetarios como el nuestro?", dice Bovaird.

   Las simulaciones de estos sistemas planetarios habían emparejado previamente solamente los datos observados asumiendo una dicotomía de Kepler, una suposición de que hay dos tipos de estrellas: un tipo con solamente un planeta, y otro tipo con los planetas múltiples.

   "Las simulaciones con los sistemas acampanados eran un poco más fáciles de realizar y eso es lo que los investigadores habían asumido", dijo Bovaird.

   "Pero esto es una suposición extraña porque la parte interna de nuestro sistema solar es plana, no acampanada." Cuando dejamos caer la suposición de que los sistemas planetarios están acampanados, las simulaciones naturalmente coincidían con los datos observados sin usar la dicotomía Kepler".

   Lineweaver dijo que el resultado del equipo debería degradar la dicotomía de Kepler y permitir interpretaciones más realistas de los nuevos sistemas planetarios.