Actualizado 23/09/2019 17:57 CET

Desafían la teoría del clima en los últimos 15 millones de años

Himalaya
Himalaya - PIXABAY - Archivo

   MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Una teoría clave que atribuye la evolución climática de la Tierra a la descomposición de las rocas del Himalaya puede no explicar el enfriamiento en los últimos 15 millones de años.

   Un estudio dirigido por la Universidad de Rutgers que publica la revista 'Nature Geoscience' podría arrojar más luz sobre las causas del cambio climático a largo plazo. Se centra en el enfriamiento a largo plazo que ocurrió antes del reciente calentamiento global vinculado a las emisiones de gases de efecto invernadero de la humanidad.

   "Los resultados de nuestro estudio, si se corroboran, plantean más preguntas de las que respondieron --admite el autor principal Yair Rosenthal, profesor distinguido en el Departamento de Ciencias Marinas y Costeras de la Facultad de Ciencias Ambientales y Biológicas de la Universidad de Rutgers-Nuevo Brunswick--. Si el enfriamiento no se debe al desgaste de las rocas del Himalaya, ¿qué procesos se han pasado por alto?".

   Durante décadas, la hipótesis principal ha sido que la colisión de los continentes indio y asiático y la elevación del Himalaya sacaron rocas nuevas a la superficie de la Tierra, haciéndolas más vulnerables a la intemperie y capturaron y almacenaron dióxido de carbono, clave en el efecto invernadero. Pero esa hipótesis permanece sin confirmar.

   El autor principal, Weimin Si, un exestudiante de doctorado de Rutgers ahora en la Universidad de Brown, y Rosenthal desafían la hipótesis y examinan los sedimentos de aguas profundas ricos en carbonato de calcio.

   Durante millones de años, la erosión de las rocas capturó dióxido de carbono y los ríos lo llevaron al océano como carbono inorgánico disuelto, que las algas utilizan para construir sus capas de carbonato de calcio. Cuando las algas mueren, sus esqueletos caen en el fondo marino y se entierran, bloqueando el carbono de la atmósfera en los sedimentos de las profundidades marinas.

   Si aumenta el desgaste, la acumulación de carbonato de calcio en las profundidades del mar debería aumentar. Pero después de estudiar docenas de núcleos de sedimentos de aguas profundas a través de un programa internacional de perforación oceánica se descubrió que el carbonato de calcio en las conchas disminuyó significativamente durante 15 millones de años, lo que sugiere que el desgaste de las rocas puede no ser responsable del enfriamiento a largo plazo.

   Mientras tanto, los científicos, sorprendentemente, también descubrieron que las algas llamadas coccolitóforos se adaptaron a la disminución del dióxido de carbono durante 15 millones de años al reducir su producción de carbonato de calcio. Esta reducción aparentemente no fue tomada en cuenta en estudios previos.

   Muchos científicos creen que la acidificación de los océanos por los altos niveles de dióxido de carbono reducirá el carbonato de calcio en las algas, especialmente en el futuro cercano. Sin embargo, los datos sugieren que ocurrió lo contrario durante los 15 millones de años anteriores al actual período de calentamiento global.

   El laboratorio de Rosenthal ahora está tratando de responder estas preguntas estudiando la evolución del calcio y otros elementos en el océano.