Un evento global de erosión disolvió una capa de la corteza terrestre

Actualizado 03/01/2019 17:36:41 CET
Gran Cañón del Colorado
CC0 PUBLIC DOMAIN

   MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un gran evento planetario de erosión fue resultado de lo que se ha denominado "Tierra de bola de nieve", un período en el que todo el planeta estaba completamente cubierto de hielo.

   Los científicos han debatido durante más de un siglo sobre la razón detrás de lo que describen como una capa ausente en la corteza terrestre: en 1869, los geólogos notaron que parecía haber una capa de roca perdida en el Gran Cañón. Las muestras mostraron una capa que se remonta a 540 millones de años, y directamente debajo de ella, una capa que se remonta a hace mil millones de años.

   Esto planteó la pregunta: ¿Qué sucedió en el medio? Esa brecha se ha observado en otros lugares de la Tierra, y se ha denominado "la Gran Inconformidad". Para explicar la brecha, los científicos desarrollaron dos teorías: hubo un aumento dramático en la sedimentación o hubo un evento de erosión grande y rápido. En un nuevo esfuerzo, los investigadores afirman haber encontrado evidencia que apoya la última teoría.

   A medida que el hielo retrocedía al final de este episodio, se habría llevado una capa entera de la corteza al mar. Si ese fuera el caso, sugiere la lógica, el lecho marino debería mostrar una gran capa de roca de ese período de tiempo. Pero no se ha encontrado tal capa.

   La nueva investigación, publicada en en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) sugiere que esto se debe a que la roca fue arrastrada hacia el interior de la Tierra por el movimiento de las placas tectónicas que se producía en ese momento.

   La evidencia de esta teoría llegó en forma de cristales del período en cuestión: los investigadores tenían isótopos de hafnio y oxígeno que eran compatibles con los cristales que han sufrido erosión en condiciones de frío.

   Los datos provienen de una base de datos de información sobre 30.000 cristales de circonio. Los investigadores señalan que los isótopos radiactivos pueden servir como guardianes del tiempo.

Contador