Explicación al clima benigno de la Tierra cuando apareció la vida

La Tierra, vista desde la Luna
NASA
Actualizado 09/08/2018 17:05:56 CET

   MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la  Universidad de Yale han proporcionado una nueva explicación de por qué el clima de la Tierra en el origen de la vida era más estable y más cálido de lo que es hoy.

   Cuando la vida se desarrolló por primera vez hace más de 3.500 de años, el ambiente de la superficie de la Tierra se veía muy diferente. El sol era mucho más débil, pero la Tierra se mantuvo lo suficientemente cálida como para mantener el agua líquida en la superficie.

   Los investigadores dijeron que esto sugiere que niveles mucho más altos de dióxido de carbono habrían sido necesarios para mantener la Tierra lo suficientemente caliente. ¿cómo los niveles de CO2 llegaron a ser tan altos en la atmósfera primitiva?.

   Los investigadores Terry Isson y Noah Planavsky, en un estudio publicado en la revista Nature, brindan un nuevo marco para la regulación climática global que explica esto. Si bien la erosión química de la roca tiene la capacidad de eliminar el carbono de la atmósfera, el reverso de este proceso, la meteorización inversa, devuelve el carbono a la atmósfera, dijeron los investigadores.

   "Antes de la evolución de la vida eucariótica secretora de sílice, los océanos tempranos eran más ricos en sílice, y esto habría impulsado tasas más rápidas de meteorización inversa", dijo en un comunicado el autor principal Isson, un biogeoquímico en el Departamento de Geología y Geofísica de Yale.

   Isson dijo que este proceso tuvo lugar dentro de los sedimentos oceánicos, y el reciclaje del carbono habría mantenido el CO2 en niveles lo suficientemente altos como para mantener la tierra caliente y habitable. El proceso también aseguró que la Tierra no se calentara ni enfriara demasiado, dijo Isson.

   "Comprender cómo la Tierra regula el clima tanto en la era moderna como en el pasado distante es fundamental para nuestra comprensión de la habitabilidad planetaria", dijo Planavsky, profesor asistente de geología y geofísica en Yale. "Esto ayudará a guiar nuestra búsqueda de vida más allá de nuestro sistema solar y es un ejemplo de cómo la evolución de la vida compleja cambió fundamentalmente nuestro planeta".