17 de febrero de 2020
 

Relacionan un episodio de calor marino con ballenas atrapadas en redes

Publicado 27/01/2020 14:33:09CET
Ballena enredada en red pesquera
Ballena enredada en red pesquera - NOAA-NMFS WEST COAST REGION

   MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Cambios en la costa oeste de Estados Unidos por el periodo de calor récord de 2014-16 llevaron a un aumento sin precedentes en el número de ballenas que se enredaron en artes de pesca.

   "Con el calentamiento del océano, vimos un cambio en el ecosistema y en el comportamiento de alimentación de las ballenas jorobadas que condujo a una mayor superposición entre las ballenas y los artes de pesca de cangrejo", dijo Jarrod Santora, investigador de matemáticas aplicadas en la Universidad de California en Santa Cruz y primero autor de un nuevo estudio al respecto, publicado el 27 de enero en Nature Communications.

   Santora utiliza modelos de ecosistemas marinos basados en datos para informar la gestión y la conservación de la pesca. Como asesor científico de un grupo de trabajo convocado para abordar el problema del enredo de ballenas, ha estado proporcionando sus análisis a las agencias estatales y federales para ayudarlos a tomar decisiones de gestión que pueden reducir el riesgo de enredos.

   "Fue una tormenta perfecta de eventos durante esos tres años, pero ahora tenemos la capacidad de evitar que eso vuelva a suceder", dijo Santora. "Hemos desarrollado un programa de evaluación y mitigación de riesgos, estamos haciendo encuestas aéreas y estamos proporcionando indicadores basados en el ecosistema a los administradores de recursos estatales para que puedan tomar decisiones informadas", añadió

   La alta productividad de la Corriente de California se ve respaldada por la corriente de agua fría y rica en nutrientes impulsada por el viento a lo largo de la costa, que sostiene grandes poblaciones de presas (como el krill, la anchoa y las sardinas) que atraen ballenas y otros depredadores. La intensidad de la corriente ascendente y la extensión del agua fría enriquecida frente a la costa varía de un año a otro, pero el evento de calentamiento extremo en 2014-16 (que se conoció como la "gota caliente") comprimió este hábitat principal en una banda muy estrecha a lo largo la costa, explicó Santora.

   "Los depredadores que normalmente están más dispersos en alta mar se mudaron a la costa porque allí era donde estaba la comida", dijo. "Las poblaciones de krill siempre se ven afectadas durante los eventos de calentamiento, pero comenzamos a ver un aumento en la anchoa. Las ballenas jorobadas son únicas en su capacidad de cambiar entre krill y peces pequeños, por lo que durante esos años se mudaron a la costa en busca de anchoas".

   Ese cambio trajo una cantidad inusual de ballenas a las áreas donde tenían más probabilidades de encontrar artes de pesca. Los enredos de ballenas, que promediaron alrededor de 10 por año antes de 2014, se dispararon hasta 53 enredos confirmados en 2015 y se mantuvieron altos en 55 enredos confirmados en 2016.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Muere Nikita Pearl Waligwa, estrella de Disney, a los 15 años

  2. 2

    Cómo activar el modo oscuro de WhatsApp para Android

  3. 3

    Vox lleva al Pleno del Congreso la salida de las Fuerzas Armadas de los militares de 45 años

  4. 4

    Guía de diferencias entre el ibuprofeno y el paracetamol

  5. 5

    Las señales FRB repetidas cada 16 días pueden tener origen artificial