Actualizado 16/01/2007 23:00 CET

Casi un tercio de los niños sometidos a cirugía son obesos o sufren sobrepeso

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Casi un tercio de los niños sometidos a cirugía en Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos y, por ello, tienen más posibilidades de sufrir problemas relacionados con la operación, según un estudio realizado por expertos del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan y publicado en la nueva edición de la revista 'Journal of the National Medical Association'.

La prevalencia de niños con sobrepeso presenta un problema para cirujanos y anestesistas ya que, al igual que en los pacientes adultos, los niños con sobrepeso y obesos son más propensos a padecer diabetes de tipo II, hipertensión, asma y otros problemas respiratorios, según indica la universidad.

El estudio también revela que los niños obesos o con sobrepeso tienen más probabilidades de necesitar ciertos tipos de cirugía como la extracción de las amigdalas, adenoides, cirugías ortopédicas para reparar huesos quebrados y procedimientos para reparar trastornos digestivos y gastrointestinales.

En el estudio se incluyeron niños de todas las edades pero el mayor sobrepeso y obesidad se encontró en los niños y niñas de entre 8 y 12 años. Los investigadores afirman que alrededor de un 70 por ciento de esos niños tienen posibilidades de permanecer obesos al llegar a la edad adulta.

La magnitud del problema puede reflejar que Michigan tiene una de las tasas de obesidad más altas de todo el país y, aunque no hay información comparable de otros estados, los investigadores advierten que los índices de obesidad en los niños se han triplicado en las últimas dos décadas en Estados Unidos.