Actualizado 30/05/2006 15:50:00 +00:00 CET

Descubren un mecanismo neuronal que explica por qué los estimulantes alivian los trastornos de hiperactividad

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Drexel de Filadelfia (Estados Unidos) han descubierto un mecanismo neuronal que explica por qué los fármacos estimulantes ayudan a tratar los trastornos de hiperactividad. Las conclusiones de este estudio se publican en la edición digital de la revista 'Journal of Neurophysiology'.

El metilfenidato, un fármaco estimulante, eleva los niveles de norepinefrina en el cerebro de ratas para ayudar a los animales a centrar la atención a la vez que suprime las señales nerviosas de los mecanismos sensoriales para facilitar el bloqueo de estímulos extraños.

El estudio ayuda a explicar cómo un estimulante ayuda a las personas con trastornos de hiperactividad y déficit atencional a mejorar su concentración sin aumentar su actividad motora.

Los expertos explican que el metilfenidato, comercializado bajo el nombre de Ritalin, se lleva utilizando durante más de 20 en el tratamiento de los niños con trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA) aunque se conoce poco sobre cómo un fármaco como este relacionado con las anfetaminas produce sus efectos terapéuticos.

El estudio, que ha empleado ratas, es el primero en documentar el aumento de la norepinefrina y la supresión de la respuesta neuronal en este mecanismo sensorial del cerebro de la corteza somatosensorial primaria del cerebro de estos animales.

Los investigadores estimularon los bigotes de ratas mientras registraban la actividad de las neuronas en los mecanismos sensoriales que transmiten estas sensaciones de los bigotes a la corteza cerebral. Compararon la respuesta del mecanismo sensorial en la estimulación de los bigotes de las ratas cuando recibían dos dosis diferentes de metilfenidato

Los resultados mostraron que tanto la dosis baja como la moderada de metilfenidato elevaron la norepinefrina del área cerebral que procesa la información asociada con el movimiento de los bigotes. La norepinefrina ayuda a transmitir la información sensorial desde la periferia al cerebro.

Además los investigadores descubrieron que el fármaco suprimía la amplia fase de la respuesta neuronal del cerebro ante los estímulos sensoriales asociados a los bigotes. Los científicos creen que esta supresión ayuda a filtrar los estímulos externos y permite atender mejor a los estímulos importantes. La dosis más elevada causó un aumento de la actividad motora de los animales, no así la dosis más baja utilizada.

Lo más leído

  1. 1

    Irene Rosales muestra las consecuencias de su fatídica caída en Cantora

  2. 2

    La solución de Abascal ante los 'okupas': "Hay que sacarles de una patada en el culo el mismo día"

  3. 3

    Muere a los 23 años Daisy Coleman, protagonista del documental de Netflix Audrie y Daisy

  4. 4

    Enrique Ponce sufre una cogida de toro en el Puerto de Santa María

  5. 5

    Las fotografías más apasionadas de Enrique Ponce y Ana Soria