Actualizado 24/07/2013 19:09

El deshielo pudo crear una red de valles en Marte

Red de valles en Marte
NASA

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las redes de valles ramificados en la superficie marciana son consideradas por los científicos una prueba de que alguna vez hubo agua en el planeta rojo. Sin embargo, no se conoce de dónde provenía. Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Brown ha determinado que podría ser nieve derretida.

Los autores del trabajo, que ha sido publicado en 'Geophysical Research Letters', han señalado que los nuevos resultados son la evidencia "más detallada hasta ahora" de un efecto orográfico en Marte y, a su juicio, podría arrojar nueva luz sobre el clima y la atmósfera primitiva del planeta.

Para la investigación, el equipo se ha centrado en el estudio de la isla de Hawaii en donde los vientos tropicales húmedos del este son empujados hacia las montañas. Estos carecen de suficiente energía cinética como para llegar a la cima de la montaña, por lo que se deshacen de su humedad en el lado oriental de la isla, creando una selva tropical. El lado occidental, en cambio, es casi un desierto, ya que se encuentra en la 'sombra de lluvia' causada por el pico de la montaña.

Para la investigadora Kat Scanlon estos patrones orográficos o similares son los que podrían haber estado presentes en el Marte primitivo, tal y como indican las redes de valles. "Eso es lo que me vino a la mente de inmediato al tratar de averiguar si estos valles en Marte se relacionan con precipitaciones", ha apuntado.

Así, los científicos han estudiado las cadenas montañosas y los bordes de los cráteres en los lugares donde existen valles en Marte para establecer la dirección de los vientos predominantes en cada lugar. Así, simularon el movimiento del aire en base a la composición de gas que, según piensan los científicos, estaba presente en la atmósfera primitiva del planeta.

A continuación, el equipo utilizó un modelo de precipitación orográfica para determinar dónde, teniendo en cuenta los vientos dominantes, sería probable que cayeran las precipitaciones en cada una de las áreas de estudio. Sus simulaciones mostraron que las precipitaciones hubieran sido más espesas en la cabeza de las redes de valles más densas.

Los parámetros atmosféricos utilizados en las simulaciones se basan en un nuevo modelo de circulación general integral que predice un clima frío, por lo que las precipitaciones modeladas en este estudio fueron de nieve. Pero esta nieve podría haber sido fundida por condiciones de calentamiento episódicos para formar las redes de valles, según han determinado los expertos.

Ahora, el trabajo sigue adelante para llevar a cabo un "modelaje de deshielo" y responder a la pregunta de su "se puede fundir rápidamente un banco de nieve gigante".