Actualizado 28/01/2007 20:03 CET

Identificada una nueva diana terapéutica para el cáncer de mama

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los ratones que carecen de una enzima específica muestran un retraso significativo en el desarrollo de los tumores de mama y una menor progresión a un posterior cáncer pulmonar secundario, según un estudio de la Universidad McGill en Montreal (Canadá). Estos resultados, que se publican en la edición digital de la revista 'Nature Genetics', podrían abrir la vía a nuevos tratamientos del cáncer de mama humano.

El gen ERBB2 se encuentra expresado en exceso en aproximadamente el 30 por ciento de los tumores de mama en fase inicial en las mujeres, y un fármaco diseñado para inhibir la actividad de ERBB2, la herceptina, ha tenido un impacto significativo sobre el tratamiento. Los científicos estudiaron una variedad de ratones que suele desarrollar cáncer mamario metastático como consecuencia de la hiperactividad de ErbB2.

Los investigadores descubrieron que la eliminación de PTP1B, una enzima que es activada por ErbB2, dio lugar a un retraso significativo del inicio del desarrollo del tumor de mama en estos ratones y a la supresión de la metástasis pulmonar. Continuaron hasta mostrar que la administración oral de un inhibidor de PTP1B dio lugar a un retraso similar del inicio del cáncer.

La enzima PTP1B se encuentra expresada en exceso en al menos un 70 por ciento de todos los tumores de mama que se producen en mujeres, aunque el significado de ello se desconoce. El estudio sugiere que una terapia que combine herceptina con un inhibidor de PTP1B en un subgrupo de mujeres con cáncer de mama podría ser beneficiosa, aunque esto es algo que debería ser comprobado en ensayos clínicos.