Actualizado 21/05/2010 16:19 CET

Japón envía su primera sonda a Venus

Venus
JAXA

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) ha lanzado este viernes con éxito la sonda 'Akatsuki' (Aurora) para el estudio de la atmósfera en el planeta Venus. El lanzamiento estaba previsto para el martes pero fue aplazado por las condiciones meteorológicas.

La sonda, con la que Japón se suma a la exploración de este planeta, fue lanzada desde el cosmódromo en Tanegashima por un cohete H2A. Se prevé que la sonda, con un costo de 280 millones de dólares, llegué en diciembre a su objetivo y después permanecerá en Venus durante alrededor de dos años, informa Ria Novosti.

A pesar de que Venus es el planeta más cercano a la Tierra y tiene una gran similitud con ella, toda semejanza es externa. Ninguna sonda ha podido sobrevivir más de unas horas sobre la superficie de Venus debido a su elevada presión atmosférica (90 veces superior a la terrestre) y las altas temperaturas (casi 500 grado centígrados), ocasionada por el efecto invernadero.

A juicio de JAXA, clarificar las causas de porqué el planeta es así puede aportar pistas para entender el nacimiento de la Tierra y su cambio climático. Los científicos creen que Venus representaría la fotografía de la Tierra dentro de miles de millones de años a causa del efecto invernadero.

El aparato, dotado con cinco cámaras con sensores de luz ultrarroja y ultravioleta, entrará en una órbita elíptica de 300 a 80.000 kilómetros de la superficie de Venus. Esta amplitud de órbita permitirá observaciones más comprensivas de los fenómenos meteorológicos y de la superficie del planeta, así como de las partículas atmosféricas que escapan de Venus hacia el espacio.

Además, fotografiará al planeta y capturará las tormentas de viento que soplan sobre la superficie de Venus a una velocidad de 100 metros por segundo, 60 veces su velocidad de rotación, que es muy lenta, posee el día más largo de todos los planetas del Sistema Solar, que equivaldría a 243 días terrestres. Además, su movimiento es retrógrado, el Sol sale por el oeste y se esconde por el este.