20 de febrero de 2020
 

La lenteja de agua puede ser parte de la solución a la crisis energética

Actualizado 08/04/2009 15:58:26 CET

LOS ANGELES, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores estadounidenses han descubierto que una pequeña planta acuática, la lenteja de agua, puede utilizarse para limpiar los desechos animales en las grandes granjas industriales de cerdos y, potencialmente, convertirse en parte de la solución a la crisis energética global incrementando la producción de etanol considerablemente.

El estudio de los investigadores de la Universidad estatal de Carolina del Norte ha descubierto que la lenteja de agua, utilizada en las aguas residuales de los cerdos puede producir entre cinco y seis veces más almidón por acre de tierra que el maiz, según el científico Jay Cheng. Esto significa que la producción de etanol utilizando la lenteja de agua podría ser "más rápida y barata que con el maiz".

"Podemos matar dos pájaros de un tiro -la producción de biocombustible y el tratamiento de las aguas residuales- con una sola piedra: la lenteja de agua", afirma Cheng, que explica que el almidón de esta planta acuática puede transformarse en etanol usando las mismas instalaciones que actualmente se utilizan para procesar el almidón de maiz. Éste es, actualmente, el principal cereal que se utiliza para la producción de etanol en EE.UU.

El uso del etanol se ha puesto en duda en los últimos tiempos debido a la gran cantidad de energía necesaria para cultivar el maiz y de la guerra de precios resultante de la competición entre las empresas dedicadas a la producción de etanol y la industria alimentaria. Una alternativa, según Cheng, sería el empleo de la lenteja de agua, que, además, reciclaría las aguas residuales de las granjas industriales.

Las grandes granjas de cerdos almacenan los desechos de sus animales almacenándolas en grandes 'lagunas' para su tratamiento biológico. La lenteja de agua utiliza los nutrientes de estas aguas residuales para crecer, capturando sus nutrientes y evitando que escapen al entorno.