Actualizado 21/10/2020 11:38 CET

Nuevo nanogenerador recolecta hasta la menor potencia del ambiente

El candidato a doctorado Mohammad Khorsand y el profesor Youhong Tang con el prototipo TENG
El candidato a doctorado Mohammad Khorsand y el profesor Youhong Tang con el prototipo TENG - UNIVERSIDAD DE FLINDERS.

   MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Técnicas de Inteligencia Artificial han sido sumadas al desafío de recolectar la energía de las vibraciones de baja frecuencia en nuestro entorno, incluso la electricidad estática.

   Investigadores australianos dirigidos por la Universidad de Flinders han dado un nuevo impulso a los nanogernadores triboeléctricos (TENG), que se pueden fabricar a bajo costo en diferentes configuraciones, lo que los hace adecuados para manejar pequeños dispositivos electrónicos como electrónicos personales (teléfonos móviles), dispositivos biomecánicos (marcapasos), sensores (temperatura/presión/químicos sensores y más.

   La investigación adicional tiene como objetivo desarrollar aún más esta forma renovable de recolección de energía mediante el diseño de una fabricación simple a partir de materiales económicos y sostenibles, con alta eficiencia.

   "Pueden usar materiales no invasivos, por lo que algún día podrían usarse para objetivos de recolección de energía implantables y portátiles", dice en un comunicado el estudiante de doctorado Mohammad Khorsand, coautor principal de artículos recientes en la revista internacional Nano Energy.

   El último artículo utiliza un modelo matemático mejorado por Inteligencia Artificial para comparar la función del número de segmentos, la velocidad de rotación y el espaciado de la tribo-superficie de un prototipo TENG avanzado para optimizar el almacenamiento y el rendimiento.

   Los investigadores, con colegas de la Universidad de Tecnología de Sydney y otros lugares, están trabajando para mejorar la generación de energía de los TENG y almacenar la energía generada en un supercondensador o batería.

   "Hemos sido capaces de aprovechar eficazmente la energía del movimiento de deslizamiento y el movimiento giratorio que están disponibles en abundancia en nuestro entorno de vida", dice el profesor Tang.

Para leer más