Actualizado 23/09/2011 15:57 CET

la NASA desarrollará comunicaciones espaciales ópticas

Satélite Láser
NASA

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Actualmente transcurren 90 minutos para recibir en la Tierra imágenes de alta resolución desde Marte, pero la NASA quiere reducir drásticamente el tiempo a sólo unos minutos. Un nuevo sistema de comunicaciones ópticas que la NASA planea poner en marcha en el año 2016 será el camino, permitiendo incluso el 'streaming' de vídeo de alta definición desde distancias más allá de la Luna.

Esta velocidad de transmisión mejorada se demostrará por el proyecto demostración de relé de comunicaciones por láser (LCRD), uno de los tres seleccionados por la Oficina de Tecnología de la NASA. Será desarrollado por un equipo dirigido por ingenieros del Goddard Space Flight Center de la NASA. Se espera que LCRD vuele como una carga alojada en un satélite comercial de comunicaciones desarrollado por Space Systems/Loral.

"Queremos aprovechar las capacidades de la NASA para situar las comunicaciones a otro nivel", dijo el investigador principal del LCRD David Israel, que lidera un equipo multi-organizacional que incluye al Jet Propulsion Laboratory y al Laboratorio Lincoln del Instituto Tecnológico de Massachusetts. Aunque la NASA ha desarrollado la más alta velocidad de datos en sistemas de radiofrecuencia, compresión de datos, y otras técnicas para aumentar la cantidad de datos que sus sistemas actuales pueden manejar, las capacidades de la Agencia no logran seguir el ritmo de las necesidades de las futuras naves no tripuladas y los proyectos de exploración humana.

"La NASA se está acercando al límite de lo que su red de comunicaciones existente puede manejar", dijo Israel.

La solución es implementar con sistemas ópticos la red de comunicación por radio, que incluye una flota de satélites de rastreo y retransmisión de datos y una red de estaciones en tierra, lo que podría aumentar las tasas de datos de 10 a 100 veces. "Esta transición tardará varios años en completarse, pero la recuperación de la inversión final estará garantizada en la cantidad de datos que se podrán transmitir, tanto de bajada y subida, sobre todo en destinos lejanos en el sistema solar y más allá", dijo James Reuther, director de la División de Demostraciones de Tecnología transversal.

El LCRD es el siguiente paso en esa dirección, dijo Israel, comparando la capacidad emergente de los productores terrestres de fibra óptica, tales como FiOS de Verizon. "En cierto sentido, estamos moviendo FiOS al espacio".

Para demostrar la nueva capacidad, el equipo de Goddard codificará los datos digitales y transmitirá la información a través de la luz láser desde estaciones en tierra especialmente adaptadas hacia una carga útil experimental alojada en un satélite comercial de comunicaciones.

La carga útil incluye telescopios, rayos láser, espejos, detectores, un sistema de apuntamiento y seguimiento, electrónica de control, y dos tipos diferentes de módems. Un módem es ideal para la comunicación con las misiones de espacio profundo, de baja potencia que operan en órbita terrestre baja. El otro puede encargarse de altas tasas de datos, en particular naves espaciales que orbitan la Tierra, incluyendo la Estación Espacial Internacional. "Con el tipo de módem de alta velocidad, los sistemas del futuro podrían soportar velocidades de datos de decenas de gigabytes por segundo", dijo Israel.

Una vez que esta carga recibe los datos, a su vez las enviará de nuevo a estaciones de tierra programadas para operar en Hawai y el sur de California.

Las estaciones de tierra múltiples son importantes para demostrar que un sistema es plenamente operativo, dijo Israel. La cobertura de nubes turbulentas y las condiciones atmosféricas impiden las comunicaciones por láser, que requieren una clara línea de vista entre el transmisor y el receptor. Si el mal tiempo impide una señal en un lugar, la red podría utilizar otra estación o almacenar los datos para su posterior retransmisión.