Publicado 23/01/2014 18:57CET

Las plantas pueden 'ver' el óxido nítrico

Planta fructificada
REAL JARDÍN BOTÁNICO

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un equipo internacional de investigación, con colaboración de expertos del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en Valencia, ha rastreado el esquivo interruptor que permite a las plantas "ver" el gas óxido nítrico (NO). Se trata de la primera vez que se identifica un mecanismo central para la detección de NO por parte de las plantas.

Dirigido por el profesor Michael Holdsworth, de la Escuela de Biociencias de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, el equipo de expertos halló el "maestro de los reguladores que controlan la detección de NO por parte de las plantas y muchos aspectos importantes del crecimiento de la planta y la respuesta al estrés ambiental", según describe un artículo publicado en 'Molecular Cell'.

Las plantas ajustan su crecimiento y supervivencia en respuesta a varias señales, incluyendo hormonas internas y factores externos como la luz o la temperatura. El gas de óxido nítrico es un de esas señales. "En las plantas, el NO regula muchos procesos diferentes a lo largo de toda su vida desde las semillas hasta su floración y las respuestas al medio ambiente", apunta el profesor Holdsworth.

Tras señalar que el efecto del NO sobre las plantas se conoce desde hace muchos años, recuerda que ha sido difícil de hallar un mecanismo general para la detección inicial de esta importante molécula. "Hemos identificado un pequeño número de proteínas clave, llamadas factores de transcripción, que actúan como sensores maestros para controlar las respuestas a NO durante todo el ciclo de vida de la planta", explica.

Una estructura específica al comienzo de estas proteínas significa que se degradan rápidamente en presencia de NO, pero cuando el óxido nítrico está ausente se convierten en estables, provocando cambios en el crecimiento y el desarrollo. Este mecanismo permite que las plantas detecten la señal de NO y, en consecuencia, alteran su crecimiento.

Curiosamente, se había demostrado previamente que estas proteínas controlan la respuesta de la planta al estrés por oxígeno bajo, que se produce cuando las plantas se inundan. Por lo tanto, parecen actuar como "detectores de gas" centrales, proporcionando a las plantas un mecanismo para detectar y responder a las diferentes señales de gas.

Debido a la importancia de NO y oxígeno en el desarrollo vegetal y las respuestas de estrés, estas proteínas son prometedoras dianas para el desarrollo de las plantas, en particular con el cambio climático, según los autores del estudio, realizado por expertos de la Escuela de Biociencias de Nottingham en colaboración con investigadores de las universidades de Sheffield y Warwick, en Reino Unido; y de Viena, Rothamsted Research, en Reino Unido, y el IBMCP-CSIC.

Para leer más