Publicado 03/11/2015 14:59CET

Distinguido un bastón para ciegos con sensor de obstáculos orientable

Premiados Innovaciencia 2015
CSIC/FECYT

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Tres jóvenes inventores, de 18, 23 y 25 años, han recibido los premios Innovaciencia 2015 por un bastón electrónico para invidentes, un transmisor de electricidad inalámbrico y una red de enchufes programables y controlables a través de Internet.

   De los 39 trabajos presentados a concurso, el seleccionado con el primer premio, dotado con 2.500 euros y una tablet, ha sido Narciso Soto, de 18 años y recién llegado a Madrid para estudiar ingeniería aeroespacial. Su proyecto es B-Compass, un bastón electrónico para invidentes con un sensor de distancia orientable que detecta la presencia de obstáculos.

   Según ha explicado el propio premiado, este invento supone una mejora frente al bastón profesional y al perro guía porque facilita la autonomía de la persona invidentes en entornos desconocidos, ya que se puede conectar a un GPS para poder acceder a lugares desconocidos por el usuario.

   Soto ha estado asesorado por la ONCE en este trabajo que también cuenta con un aviso, mediante la vibración en el mango del bastón de la presencia de obstáculos incluso en altura, o de vehículos en un cruce. "Cada día los coches son más silenciosos y más difíciles de detectar por el oído de los ciegos", ha explicado a Europa Press el premiado.

   Desde la organización precisan que como el software y el hardware de este prototipo han sido realizados con herramientas libres (programas e impresoras 3D), se abarata mucho el coste, que sitúan entre los 65 y 75 euros.

   El segundo premio de este año se ha concedido 'ex aequo' entre los licenciados en Ingeniería Industrial Susana Niclós y Carlos Andrés Martínez Casáis. En ambos casos, los premiados han recibido 1.000 euros y una tablet. Los galardonados han agradecido la aportación económica como un nuevo empuje "para seguir investigando".

   En el caso de Niclós, el proyecto premiado se llama 'Smartplug' y se trata de una red de enchufes programables y controlables de forma remota a través de Internet. Gracua sa esta tecnología es posible apagar o encender cualquier electrodoméstico, controlar la temperatura o humedad de un lugar o conectar alarmas antirrobo en una casa, entre otras aplicaciones.

CARGAR UN MÓVIL DESDE EL BOLSILLO

   Este sistema está pensado para usarse de forma autónoma como base para desarrollar nuevos proyectos y aplicaciones personalizadas, por lo que todo el código fuente es libre y, en este caso también, los costes se abaratarían. "Sólo hay un 10 por ciento del coste total que sería un poco más caro y que serviría para personalizar el 'Smartplug', ha apuntado Niclós, quien ha comentado que ya está trabajando en nuevos inventos.

   Por su parte, Martínez Casáis ha desarrollado un cargador/transmisor de electricidad inalámbrico multidispositivo, es decir, puede alimentar con electricidad distintos dispositivos, como una móvil, una tablet, un televisor, un ventilador o una lámpara, a una distancia de dos metros "lo que tiene cómo ventaja la desaparición de cables".

   De este modo, se puede cargar un móvil, por ejemplo, sin sacar el aparato del bolsillo o también se puede llevar la electricidad a lugares donde es difícil "como los jardines o las terrazas", ha comentado el inventor.

ENTREGA DE PREMIOS

  Los premiados han recibido su reconocimiento este martes, de la mano del presidente de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo y el director general de la Federación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), organizadoras de esta iniciativa desde hace tres años.

   Durante su intervención, Lora-Tamayo ha destacado el aumento exportación tecnológica que ha experimentado España en los últimos años, aunque ha reconocido que es aún "insuficiente". Así, ha apuntado que la aportación de tecnología supone "apenas un 4 por ciento del total", frente, por ejemplo, a otros sectores como bienes y servicios.

   El presidente del CSIC ha reconocido el "talento" de los jóvenes españoles y su preparación científica. Así, ha llamado a "renovar esfuerzos" para que "España suba en el ranking de países innovadores" y ha apelado a "los jóvenes de la nueva generación a seguir avanzando en esta vía".

   Por su parte, el presidente de FECYT ha destacado la necesidad de que "el ciudadano forme parte de la ciencia e involucrarlo", para que forme parte de "la toma de decisiones" y, como consecuencia, "se "aumente el interés por la ciencia".

   Los trabajos seleccionados han sido escogidos por un jurado compuesto por 19 personas procedentes de la comunidad investigadora y empresarial y presidido por la vicepresidenta adjunta de Cultura Científica del CSIC, Pilar Tigeras.

Para leer más