Primera visión global de los cauces de hicrocarburos de Titán

Actualizado 29/09/2009 20:08:34 CET
ESA/JPL/NASA

MADRID, 29 Sep. (OTR/PRESS) -

Un equipo de científicos internacionales dirigido por Mirjam Langhans, del German Aerospace Center (DLR), ha presentado los primeros resultados de un análisis global acerca de los patrones de espacio, incidencia y origen de los cauces líquidos de hidrocarburos presentes en Titán.

Hasta ahora, los científicos habían centrado sus investigaciones en canales individuales debido al hecho de que sólo se habían tomado datos de radar de pequeñas áreas de la superficie situadas bajo la gruesa atmósfera de nitrógeno de esta misteriosa luna de Saturno. Pero estos datos se han ido acumulando por las sucesivas pasadas de la sonda espacial Cassini, y han permitido que ahora, por primera vez, el equipo del DLR haya desarrollado una perspectiva global de los despósitos de hidrocarburos líquidos, tales como metano y etano, y sus efectos en forma de erosión.

Además de la Tierra, Titán es el único objeto del Sistema Solar donde se ha probado la existencia de líquidos. La gruesa atmósfera de Titán, donde las reacciones químicas ocurren a temperaturas de hasta -179 grados centígrados, han convertido a esta luna de Saturno en objetivo de interés especial para la ciencia planetaria.

Los científicos del DLR han compilado un mapa global de Titán, con una resolución de imagen inferior a 300 metros por pixel. En su banda ecuatorial, brillantes áreas continentales y extensas zonas con dunas pueden ser distinguidas. Puntos oscuros situados en las áreas continentales son de especial interés, porque se supone que son depósitos fluviales, que aparecen conectados con cañones y cauces secos. Sin embargo, hacia el polo norte, la imagen muestra una densa red de sistemas fluviales activos similares a los de la Tierra. Resultan visibles cauces que desembocan en lagos. En el polo sur apenas se hallan canales de este tipo, informa Science Daily.

"Las observaciones de las extensas estructuras fluviales del polo norte de Titán han llevado al equipo a una conclusión fascinante: debe haber frecuentes y abundantes lluvias de hidrocarburos en la superficie", explicó Mirjam Langhans.