Blue Origin prevé operar en turismo espacial en 2018

Actualizado 09/03/2016 19:13:30 CET
Cápsula New Shepard
YOUTUBE

   MADRID, 9 Mar. (Reuters/EP) -

   Blue Origin, la compañía espacial de Jeff Bezos --fundador de Amazon-- espera comenzar vuelos de prueba tripulados de su vehículo suborbital New Shepard en 2017, y para turistas espaciales en 2018.

   Durante la presentación a la prensa de su centro de investigación y desarrollo en el sur de Seattle, Bezos puso finalmente una fecha límite en el inicio de los vuelos espaciales comerciales que Blue Origin está desarrollando.

   "Probablemente volarremos con pilotos de prueba en 2017, y si tenemos éxito, entonces me imagino que tendremos astronautas de pago en el 2018", dijo Bezos.

   La compañía espera construir seis vehículos New Shepard, diseñados para volar de forma autónoma con seis pasajeros a más de 100 kilómetros por encima de la Tierra, lo suficientemente alto como para experimentar unos minutos de ingravidez y ver el conjunto del planeta contra la negrura del espacio.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   El primer cohete reutilizable de Blue Origin se perdió en un vuelo de prueba en abril de 2015, a pesar de que la cápsula volvió de forma controlada con su paracaídas. Una segunda nave ha realizado dos vuelos de prueba, y Blue Origin está en el proceso de montaje de sus próximos dos vehículos, que, por primera vez, incluyen ventanas para los pasajeros de pago.

   Blue Origin aún no ha establecido un precio para esos viajes, pero Bezos dijo que será competitivo con lo que otras empresas, como la de Richard Branson (Virgin Galactic) cobran por vuelos similares, alrededor de 250.000 dólares el pasaje, aunque aún nadie ha empezado a operar.

   Bezos dijo que ha invertido más de 500 millones de dólares en Blue Origin, que está en camino de duplicar su personal a cerca de 1.200 personas en el próximo año. Bezos espera que Blue Origin sea rentable en algún momento. "Soy optimista que será un negocio saludable", dijo Bezos.