Actualizado 23/12/2021 12:26 CET

La primera misión espacial de defensa planetaria ya envía imágenes

La cámara DRACO de DART capturó y devolvió esta imagen de las estrellas en Messier 38, o el cúmulo de estrellas de mar, que se encuentra a unos 4.200 años luz de distancia
La cámara DRACO de DART capturó y devolvió esta imagen de las estrellas en Messier 38, o el cúmulo de estrellas de mar, que se encuentra a unos 4.200 años luz de distancia - NASA/JOHNS HOPKINS APL

   MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Dos semanas después del lanzamiento, la nave DART de la NASA, primera misión de defensa planetaria, cuyo objetivo es desviar un asteroide, ha enviado sus primeras imágenes a la Tierra.

   Después de las violentas vibraciones del lanzamiento y el cambio de temperatura extrema a menos 80 grados Celsius en el espacio, y debido a que los componentes del instrumento telescópico de la nave espacial son sensibles a movimientos tan pequeños como 5 millonésimas de metro, incluso un pequeño desplazamiento de algo en la cámara telescópica DRACO de DART podría ser muy grave.

   El 7 de diciembre, la nave espacial abrió la puerta circular que cubría la apertura de DRACO y transmitió la primera imagen de su entorno circundante. Tomada a unos 3 millones de kilómetros (11 segundos luz) de la Tierra, muy cerca, astronómicamente hablando, la imagen muestra una docena de estrellas, claras y nítidas contra el fondo negro del espacio, cerca de donde se cruzan las constelaciones de Perseo, Aries y Tauro.

   El equipo de navegación DART del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA utilizó las estrellas en la imagen para determinar con precisión cómo se orientó DRACO, proporcionando las primeras medidas de cómo apunta la cámara en relación con la nave espacial. Con esas mediciones en la mano, el equipo de DART podría mover con precisión la nave espacial para apuntar DRACO a objetos de interés, como Messier 38 (M38), también conocido como Cúmulo de la Estrella de Mar, que DART capturó en otra imagen el 10 de diciembre (arriba).

   Localizada en la constelación de Auriga, el cúmulo de estrellas se encuentra a unos 4.200 años luz de la Tierra. La captura intencional de imágenes con muchas estrellas como M38 ayuda al equipo a caracterizar las imperfecciones ópticas en las imágenes, así como a calibrar cómo de absolutamente brillante es un objeto, todos detalles importantes para mediciones precisas cuando DRACO comienza a tomar imágenes del destino de la nave espacial, el sistema de asteroides binarios Didymos, informa la NASA.

   DRACO (abreviatura de Didymos Reconnaissance y Asteroid Camera for Optical navigation) es una cámara de alta resolución inspirada en el generador de imágenes de la nave espacial New Horizons de la NASA que arrojó las primeras imágenes de primer plano del sistema Plutón y de un objeto del cinturón de Kuiper, Arrokoth. Como único instrumento de DART, DRACO capturará imágenes del asteroide Didymos y su asteroide lunar Dimorphos, así como también apoyará el sistema de guía autónomo de la nave espacial para dirigir DART a su impacto cinético final.

   DART es la primera misión de prueba de defensa planetaria del mundo, que ejecutará intencionalmente un impacto cinético en Dimorphos para cambiar ligeramente su movimiento en el espacio. Si bien ninguno de estos asteroides representa una amenaza para la Tierra, la misión DART demostrará que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un impacto cinético en un asteroide objetivo relativamente pequeño, y que esta es una técnica viable para desviar un asteroide realmente peligroso, si alguna vez se descubre uno. DART alcanzará su objetivo el 26 de septiembre de 2022.

626943.1.260.149.20211223122005
Vídeo de la noticia
Contador

Para leer más