Publicado 13/07/2020 08:06CET
- Comunicado -

La herramienta traducida de la NCCN mide la "temperatura" de la salud mental de las personas que padecen cáncer (1)

El termómetro de la angustia de la NCCN permite verbalizar y tratar la angustia como parte de los cuidados rutinarios de las personas con cáncer. Este recurso gratuito se ha traducido a 46 idiomas para que sea accesible a todo el mundo.

PLYMOUTH MEETING, Pensilvania, 13 de julio de 2020 /PRNewswire/ -- National Comprehensive Cancer Network(®) o NCCN [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=1398237708&u...](®) (Red Nacional Integral del Cáncer) --una alianza de los principales centros oncológicos [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=2310762386&u...] de los Estados Unidos-- ha anunciado hoy que el termómetro de la angustia de la NCCN [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=327382286&u=...] ha sido traducido a 46 idiomas [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=4214699083&u...]. Este recurso gratuito ayuda a los proveedores de todo el mundo a identificar y abordar los aspectos multifactoriales de la angustia que pueden experimentar los pacientes con cáncer.

https://mma.prnewswire.com/media/1201669/NCCN_DistressThermo... [https://mma.prnewswire.com/media/1201669/NCCN_DistressThermo...]

La NCCN define la "angustia" como una experiencia desagradable de naturaleza mental, física, social o espiritual que puede afectar a la manera en la que las personas piensan, sienten o actúan. La angustia podría dificultar el hecho de tener que lidiar con el cáncer, sus síntomas o su tratamiento. El uso de una herramienta como el termómetro de la angustia de la NCCN normaliza y fomenta una verbalización libre de todo estigma, estigmas que pueden provocar que algunos pacientes eviten hablar de problemas psicológicos u otros profundamente personales.

"El termómetro de la angustia de la NCCN reconoce que el actual tratamiento contra el cáncer resulta angustioso para cualquier persona. Esta sencilla escala ofrece a los pacientes una forma sencilla de transmitir a su médico cómo lo están sobrellevando", explicó el Dr. Robert W. Carlson, consejero delegado de la NCCN. "Hemos constatado que una puntuación de cuatro o más es un indicador para una evaluación más profunda y una posible intervención. El termómetro incluye una lista correspondiente de problemas con la que ayudar a los profesionales sanitarios a determinar si la angustia de un paciente proviene de problemas prácticos, familiares, emocionales, preocupaciones religiosas/espirituales, problemas físicos o una combinación de todos ellos".

El termómetro de la angustia de la NCCN fue creado por primera vez en 1997 por la pionera de la psicooncología, la Dra. Jimmie C. Holland [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=1644281452&u...]. La difunta Dra. Holland fue la presidenta fundadora de las NCCN Guidelines [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=2582883026&u...](®) (Directrices de la NCCN) para la gestión de la angustia [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=2839011506&u...] y presidenta fundadora de la Sociedad Americana de Oncología Psicosocial. Su objetivo era convertir el análisis de la angustia en una parte rutinaria de las visitas a los pacientes oncológicos para mejorar el bienestar psicosocial y físico de las personas aquejadas de cáncer.

"Gestionar la angustia emocional de un paciente, así como el dolor físico, es una parte fundamental del tratamiento médico", señaló la Dra. Sonali Johnson, jefa de Conocimiento, Defensa y Política de laUnión Internacional Contra el Cáncer [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=2968613128&u...], la mayor organización internacional de lucha contra el cáncer y que también está detrás del Día Mundial contra el Cáncer [https://c212.net/c/link/?t=0&l=es&o=2850551-1&h=298039602&u=...], el cual se celebra cada 4 de febrero. "Los pacientes con cáncer son particularmente vulnerables a la ansiedad y la depresión, así como al estrés en casa y en el trabajo, y todo esto puede afectar a su recuperación y calidad de vida. El termómetro de la angustia de la NCCN ofrece a los pacientes y a los profesionales sanitarios una valiosa herramienta para abordar el impacto psicológico de la enfermedad".

(CONTINUA)