Publicado 07/05/2021 14:58

La industria de la moda "ha visto que su modo de operar no es sostenible", según experta de UIC Barcelona

La directora del Máster en Comunicación, gestión de marca y sostenibilidad en la industria de la moda, Elisa Regadera, asegura que "debería reformarse" el modo de producir y comercializar la ropa
Piensa que el futuro de la industria pasa por la trazabilidad de la cadena de suministro de la moda y por una producción cercana, más artesanal y un consumo más lento.

La especialista asegura que la moda "será siempre una forma de expresión, un reflejo de la propia identidad y de nuestra relación con el entorno", a pesar de que éste haya cambiado tanto con la Covid-19.

Barcelona, 7 de mayo de 2021.- La directora del Máster en Comunicación, gestión de marca y sostenibilidad en la industria de la moda de UIC Barcelona, Elisa Regadera, ha asegurado que la industria de la moda "se ha dado cuenta de que su modo de operar no es sostenible en casi todos los niveles de la cadena de valor" y ha abogado por impulsar "procesos y hábitos a través de los cuales tanto las marcas como los consumidores, contribuyamos a la economía circular".

Piensa que debería reformarse el modo de producir y comercializar la ropa, apostando por "alternativas en la fase final de la vida de las prendas, como reutilizar, reparar, reciclar, donar o customizar".
Para esta especialista, el futuro de la industria de la moda pasa por "una producción de mayor cercanía, más artesanal y un consumo más lento, lo que significa -entre otras cosas- una mejor durabilidad de las prendas que, por lo tanto, deberían tener una mayor calidad". El objetivo final, según Regadera, sería contribuir desde esta industria a mejorar los sistemas de producción, apostando por la sostenibilidad medioambiental, humana-social y económica, como sugieren los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas (Agenda 2030).

Aunque ha admitido que "no todo el mundo va a dejar de comprar fast fashion", ha insistido en la necesidad de "ir apostado por otros modelos de negocio, como la ropa de alquiler, segunda mano, vintage o la compra a diseñadores y marcas más sostenibles".

Regadera ha explicado que, desde hace unos años y también a raíz de la pandemia, se han empezado a afrontar algunos cambios, pero "todavía queda mucho por trabajar en la cadena de suministro de la moda". Las grandes compañías -a las que se van sumando otras marcas- están intentando mejorar, por ejemplo, la transparencia en su cadena de proveedores, haciéndola pública; las condiciones de los trabajadores de las fábricas; el cambio hacia la utilización de materias primas naturales o de otras que van surgiendo gracias a la innovación textil; la reducción de productos químicos y CO2 en la producción a través de nuevas tecnologías; la construcción de tiendas con criterios de sostenibilidad entre otras medidas", ha destacado.

En su opinión, las pequeñas marcas "lo tienen más complicado porque todos los procesos encarecen el producto final al no producir en grandes cantidades. Pero en la medida en que toda la industria se adapte, irán bajando los precios".

En lo que respecta al consumidor, la profesora de UIC Barcelona ha señalado que los cambios "son lentos y complicados, porque "no es lo mismo aceptar y protestar contra el cambio climático, que experimentar cambios en los propios hábitos y en el bolsillo".

Vínculo entre consumidor y marca.

Regadera ha asegurado que en los últimos años también ha cambiado la relación del consumidor con las marcas. En este sentido, ha afirmado que "el aumento de la interacción mutua ha dado lugar a la creación de comunidades en torno a ellas para compartir información y mantenerse en un contacto frecuente, haciendo que los consumidores fortalezcan su vínculo con los valores identitarios de las marcas o los rechacen". Los consumidores cada vez están mejor informados y sensibles con el medioambiente, algo que van reclamando a las marcas. "Cuando la marca se vuelve más humana y auténtica y se preocupa de estas cuestiones, se acerca más al consumidor, ya que se necesitan mutuamente para recrear y transmitir su propia historia e identidad", ha añadido.

Aunque el contexto haya cambiado a raíz de la pandemia, la profesora de comunicación ha dejado claro que la moda "siempre será una forma de expresión, un reflejo de nuestra propia identidad, un modo de ver la vida y de posicionarnos en nuestro entorno".

En caso de estar interesados en entrevistar a esta especialista pueden contactar con:.

Nestor Cumplido ncumplido@uic.es.
Comunicación Facultades Campus Barcelona.
T. +34 932 541 800 (ext. 4251) o 657 751 133.
Immaculada, 22 08017 Barcelona.

Sobre UIC Barcelona.

La Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) nació en 1997 con el objetivo de ofrecer una formación universitaria de calidad y promover la investigación como servicio a la sociedad. Ligada al mundo empresarial y con un marcado carácter internacional, imparte 16 grados, 8 dobles grados, una treintena de dobles titulaciones internacionales y una amplia oferta de programas de posgrado en sus dos campus, situados en Barcelona y Sant Cugat.

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación