Desarrollan pavimentos reflectantes para evitar el efecto isla de calor en las ciudades

Pavimentos
REMITIDA SOMA COMUNICACIÓN
Publicado 19/07/2018 12:20:22CET

VALÈNCIA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La empresa constructora CHM, con sede en València y Alicante, está desarrollando pavimentos de alta reflectancia solar --cool pavements-- para evitar en las ciudades el fenómeno llamado 'isla de calor urbana' (ICU), lo que supondrá reducir la temperatura ambiente en las calles, algo "esencial en verano", y, con ello, "mitigar el cambio climático".

Los responsables de la investigación explican, a través de un comunicado, con la proliferación del proceso de calentamiento global, motivado en gran medida por el cambio de vida de las personas y su paso de las zonas rurales a las urbanas, y el aumento progresivo de la motorización, la movilidad y la necesidad de desarrollar o conservar vías de comunicación como las carreteras, se ha producido un fenómeno denominado 'isla de calor urbana'.

La ICU, añaden, se produce cuando el área urbana creada o modificada por el hombre es significativamente más caliente que las áreas circundantes. Se debe a la sustitución de las superficies rurales generalmente verdes por otras que están hechas de materiales de alta capacidad térmica y baja reflectancia solar o albedo, como son el asfalto o el hormigón, capaces de absorber y de almacenar energía en forma de calor.

La alternativa de CHM surge para mitigar este efecto a través de la pavimentación con firmes que reflejen la energía solar por medio de los llamados pavimentos de alta reflectancia (cool pavements), que esperan que mantenga la temperatura más baja con respecto a los firmes convencionales (negros), lo que repercutirá en la reducción de la temperatura superficial de este suelo y, en consecuencia, del ambiente, que puede ser reseñable en épocas de mucho calor como el verano.

Entre los beneficios directos de la implantación de estos pavimentos se espera el ahorro de energía en el alumbrado público, ya que los firmes de alta reflectancia son de tonalidades claras y con superficies de elevada luminancia, lo que provocaría una buena reflexión de la luz incidente, haciendo que sea necesario una menor intensidad de luz artificial nocturna para obtener una adecuada percepción visual.

AHORRO DE ENERGÍA

Por otro lado, también podría suponer un ahorro de energía en aire acondicionado, principalmente, en los edificios próximos a las zonas pavimentadas, al disminuir la temperatura ambiente.

Por su parte, se produciría una mejora en la calidad del aire, ya que cuando este es más cálido se acelera la formación de niebla contaminante (a partir de las reacciones de óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles, etc.) y estos pavimentos podrían ralentizar su formación. Además, se optimizaría la calidad de vida (comodidad y salud de peatones), debido a que se rebajaría el estrés térmico y ayudaría a evitar los golpes de calor, la deshidratación, etc. de las personas.

La labor de CHM está siendo desarrollada dentro del proyecto Repara 2.0, apoyado por el soporte financiero del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad de España, dentro de la convocatoria CIEN, en la que participan ocho empresas españolas de los sectores involucrados en el plan, así como por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El objetivo es "desarrollar nuevas tecnologías y metodologías que apoyen la gestión de infraestructuras y que permitan rehabilitar y conservar cualquier tipología de carretera a un menor coste económico y medioambiental, lo que mejorará su adaptación frente al cambio climático".