Actualizado 08/09/2008 17:58 CET

Innova.- De Rosa dice que más de 180.000 valencianos usan la firma electrónica "lo que abarata costes y reduce trámites"

La Conselleria de Justicia y las Cámaras de la Comunitat firman un convenio para expandir este procedimiento entre ciudadanos y empresas

VALENCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Justicia y Administraciones Públicas, Fernando de Rosa, destacó hoy que más de 180.000 habitantes en la Comunitat Valenciana tienen la posibilidad de usar la firma electrónica, un sistema que "abarata costes y reduce trámites" burocráticos, por lo que "se convertirá en el futuro en la principal forma de relacionarse entre el empresario y la administración".

Así se pronunció De Rosa --en representación de la Autoridad de Certificación de la Comunitat Valenciana-- en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat, Arturo Virosque, y el presidente de Camerfirma, Fernando Gómez, quienes firmaron un convenio de colaboración para fomentar el uso de los certificados digitales y la facturación electrónica en las empresas valencianas.

"Desde la Conselleria de Justicia lo que pretendemos es expandir la cultura de la firma electrónica entre todos los ciudadanos, por lo que nuestro objetivo es complementario al de Cámaras de Comercio", que va más encaminado a expandir este mecanismo a las empresas, indicó el conseller.

Asimismo, explicó que "el objetivo de este convenio es que las empresas vean lo positivo de la utilización de la firma electrónica, que será en un futuro la principal forma de relacionarse entre el empresario con la administración". "Para ello necesitamos alianzas como la que hoy hemos firmado con el Consejo de Cámaras, para unir esfuerzos en la expansión de este mecanismo", señaló.

En este sentido, afirmó que la Conselleria de Justicia realizará diferentes campañas de publicidad dirigidas al ciudadano para "promover la utilización de esta firma y convencerle de que estamos en el tercer salto tecnológico, ya que primero fue la tarjeta de crédito, después el teléfono móvil y ahora esto".

Por otra parte, afirmó que no sólo los ciudadanos deben ver los beneficios, "sino también las empresas, ya que proporciona seguridad a quien lo emite y a quien lo recibe y abarata costes a las empresas". "Hay que convencer a los empresarios de que la manera de relacionarse con la administración es a través de este procedimiento electrónico", destacó de Rosa quien subrayó que con este mecanismo "el empresario realizará los trámites para abrir una empresa por internet y no yendo de una oficina a otra para conseguir lo necesario".

Respecto a la relación con las empresas, el conseller de Justicia señaló que "la crisis económica que afecta a nuestro país requiere que la administración esté junto con aquellos que deben con su esfuerzo sacar a la sociedad de la crisis, las empresas".

"La sociedad no saldrá de la crisis sin los empresarios y decir que estos han ganado suficiente es una simpleza", afirmó De Rosa, quien añadió que "la Administración debe estar a su lado". En este sentido, abogó por la firma electrónica, ya que "es una herramienta más para abaratar costes, agilizar trámites y para que los empresarios puedan transmitir su agilidad natural", destacó.

COLABORACIÓN CON LAS EMPRESAS

Para el conseller, "la colaboración de la Administración con el mundo empresarial es vital, ya que las empresas necesitan que ésta esté volcada con ellas y no le dé la espalda". "Nuestra política está dirigida a allanar todos los obstáculos que impidan el crecimiento de las empresas", matizó.

Por su parte, Arturo Virosque indicó que "la firma de este convenio tiene como objetivo que las dos entidades certificadoras de mayor importancia, la de las Cámaras -Camerfirma- y la de la Generalitat valenciana, colaboren para no duplicar esfuerzos". Asimismo indicó que son casi 15.000 las empresas en la Comunitat que tienen certificación digitales de firmas y "me atrevería a decir que somos la primera autonomía", declaró.

Para Fernando Gómez, "el reconocimiento mutuo de ambos certificados, tanto los que emite Camerfirma como los que emite la Autoridad de Certificación de la Comunidad Valenciana debería ser automático y no paso a paso, lo que dificulta la implantación de la firma electrónica y con ello del comercio electrónico".

Este convenio no ha sido la primera colaboración entre el Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana y la Generalitat, según Virosque, ya que "la Plataforma de Facturación Electrónica de las Cámaras, denominada Camerfactura, ya ha contado con la colaboración de la Conselleria de Justicia con la realización de 75 talleres en distintas localidades valencianas para difundir el conocimiento y la utilización de esta herramienta tecnológica".

La factura electrónica es un documento digital que sustituye a la factura tradicional y que conlleva, "entre otras ventajas", reducir costes --el coste de la factura electrónica es de 30 céntimos frente a los más de tres euros de la convencional--, simplificar la gestión, optimizar procesos y obtener beneficios medioambientales.

La facturación electrónica tiene la misma validez legal y fiscal que la factura de papel y se puede realizar a través de plataformas de emisión, envío y recepción de facturas electrónicas como la de las cámaras de comercio, Camerfactura.