Publicado 03/01/2022 14:06CET

El 51,8% de los valencianos rechaza a los hombres que pagan por sexo y un 25,3% la actividad de las mujeres prostituidas

Archivo - Una concentración por la abolición de la prostitución en una imagen de archivo
Archivo - Una concentración por la abolición de la prostitución en una imagen de archivo - EUROPA PRESS - Archivo

VALÈNCIA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los hombres que pagan por sexo causan rechazo al 51,8 por ciento de la población de la Comunitat Valenciana mientras que un 25,3% reprueba la actividad de las mujeres prostituidas. Además, el 44,8% afirma que la dignidad de los hombres consumidores se ve dañada por pagar por sexo y un 68,7% cree que afecta a la dignidad de las mujeres al prostituirse.

Así, se desprende de la I Encuesta de la percepción de la prostitución elaborada por el catedrático de Derecho Penal de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Fernando Miró, realizada sobre una muestra de 1.480 personas, consultada por Europa Press, bajo encargo de la Conselleria de Justicia para servir de base a las propuestas que presentará el Foro para la Abolición de la Prostitución y que se ha publicado este lunes.

El catedrático, en el avance de estos resultados, puso de relieve "las contradicciones sociales" y la "hipocresía moral", tanto en hombres como en mujeres, con las que se afronta la prostitución ya que un 39% la acepta a pesar de que la gran mayoría admite que daña la dignidad de las mujeres prostituidas y que no tienen un control sobre su actividad.

En concreto, el 37,2% acepta la prostitución en términos morales en general. Este porcentaje se eleva al 39,3% si la ejerce una mujer, al 38,2% si la ejerce una mujer transexual o trasngénero, y es de un 38,1% si es un hombre. El 38,1% cree que es aceptable que un hombre pague por tener sexo con una mujer, lo que se reduce al 37,3% si es una mujer quien paga por tener sexo con un hombre.

Sin embargo, solo el 10,2% cree que los hombres que pagan por sexo tratan con respeto y en condiciones de igualdad a la mujer, un 72% cree que los hombres disfrutan al pagar para tener control sexual sobre la mujer y el 65,5% de las personas encuestadas piensa que los hombres acuden a la prostitución para poner en práctica lo que han visto en la pornografía.

Del mismo modo, si bien 7 de cada 10 encuestados entienden que, si pudieran elegir, las mujeres no optarían por ejercerla y que 8 de cada 10 asumen que las víctimas de prostitución sufren abusos y no tienen control sobre la actividad que realizan.

EN LA CALLE, LA MÁS RECHAZADA

La actividad más aceptada es la de escort o acompañante --un 40,1% cree que es moralmente digna--, cifra que se reduce al 38% en internet, al 37,8% si se desarrolla en la casa privada de la mujer, y al 32,6% si es en un burdel y solo un 21,5% en el caso de la prostitución callejera.

Del mismo modo, el 57,8% cree que la escort ejerce su actividad libremente, porcentaje que baja al 57,2% en internet, al 52,4% si se ejerce en la casa privada de la mujer, y hasta el 24,1% en un burdel, y solo un 19% en el caso de la prostitución en la calle.

El 40,7% de la población de la Comunitat Valenciana cree que los hombres que paga por sexo preferirían no recurrir a la prostitución pero son incapaces de controlarse. Además, el 34,1% considera que los hombres que recurren a la prostitución suelen estar implicados en el mundo de las drogas y/o delincuencia, frente a un 27,3% que piensa que no lo está, y el 72,4% piensa que generan problemas de salud, frente a un 7,3% que lo rechaza.

Contador