Ábalos anuncia un nuevo convenio que impulsará y renovará los compromisos para culminar el Parque Central

Parque Central de València
TWIITER JOAN RIBÓ
Publicado 17/12/2018 19:15:10CET

VALÈNCIA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado este lunes que el Consejo Rector de la Sociedad Parque Central se reunirá el próximo 11 de enero y acordará elaborar un nuevo convenio, que sustituirá al de 2003, que permitirá dar "un nuevo impulso y unos compromisos más ajustados a la realidad" respecto a las operaciones ferroviarias pendientes para poder culminar el Parque Central cuya primera fase ha abierto hoy sus puertas.

En la visita a esta primera fase, que ha recorrido acompañado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó, ha indicado que en el convenio de 2003 se estimó en 800 millones de euros el coste de todo el conjunto de actuaciones ferroviarias, contemplando el acceso sur como el túnel pasante o las estaciones a ejecutar.

"La realidad es que hoy, con los proyectos constructivos y los estudios informativos que tenemos, asciende a algo más de 3.100 millones, la diferencia es claramente importante", ha indicado, y ha puesto como ejemplo que para la estación central se habían previsto 200 millones y ahora se calculan 1.096, mientras que solo la ejecución del túnel pasante se estima hoy día en 600 millones de euros.

A su juicio, "en su momento se estimaron las cosas como se estimaron" y ahora "lo mejor es volver a hacer un convenio que establezca claramente las responsabilidades de las distintas administraciones".

Ábalos ha querido dejar claro que los compromisos que sus antecesores o el Ministerio de Fomento hubiera podido asumir se asumirán igualmente "en todo aquello que sea en beneficio de la ciudad de València" y se ha referido concretamente al túnel pasante y a la estación central "como elementos que Fomento asumirá plenamente".

Preguntado por los plazos, ha señalado que se deberán establecer en el convenio y ha recordado, por ejemplo, que se dejó caducar el estudio informativo del eje pasante, y ha tocado "empezar de cero", pero ha señalado que intentarán "aprovechar al máximo el tiempo".

"CULMINACIÓN DE UN SUEÑO"

El ministro ha señalado que esa primera fase abierta al público "casi parece algo imposible" y supone "la culminación de un sueño, aunque sea parcial, aunque sea solo el 40% del parque que queremos llevar a cabo".

Distintos gobiernos locales, regionales y estatales han trabajado en el desarrollo de esta idea "más tiempo del que nos hubiera gustado", ha dicho, para agregar que se trata de un proyecto "inconcluso en la medida en que hay muchas operaciones ferroviarias que deben completarlo" para que València "no sea una estación termini, sino que esté conectada por el sur, por el norte, que forme parte del Corredor Mediterráneo.

El ministro ha remarcado también que las infraestructuras "son consecuencia de muchísimas intervenciones, no son apropiables por ninguna administración, trascienden a muchos periodos electorales" y ha indicado que el Parque Central tiene un impacto urbanístico "tremendo" en la ciudad.

Supone, ha precisado, "un cambio conceptual de las infraestructuras", ya que antes se asumía que iban acompañadas de "cicatrices en el territorio" como un "coste inevitable" pero ahora se entiende que deben procurar cohesión y no muros: "Este proyecto va a permitir que no queden cicatrices estéticas ni sociales", ha señalado.

Además, respalda la idea de que "no hace falta ensanchar la ciudad, sino que hay que sanearla hacia el interior, hay que recuperarla hacia el interior", ha agregado Ábalos.

PUIG: "UN PASO PARA COSER LA CIUDAD"

Por su parte, Puig ha destacado que es "un día importante" para València y para la Comunitat en el que "se da un paso más en coser más la ciudad" después de "muchos años", del esfuerzo de mucha gente y de la "paciencia permanente de los ciudadanos".

No obstante, ha indicado que se está aún "muy lejos del final" y ha agradecido la disposición del ministro para firmar ese nuevo convenio, remarcando la voluntad de cooperación: "Nosotros cumpliremos, lo importante es que cada uno haga lo que toca y poner todos la mejor voluntad".

Así, ha incidido en que se llegará al final al soterramiento de las vías y se conseguirá que València no sea un "cuello de botella" en el Corredor Mediterráneo, infraestructura --ha recordado-- en la que la Comunitat se juega "parte de su economía".

RIBÓ VALORA LOS COMPROMISOS

El alcalde ha valorado los compromisos "positivos" por parte de Fomento, que "se deben traducir en realidades", y ha advertido de la necesidad de comenzar a trabajar "pronto" para evitar que València sea un "semáforo rojo" en el mapa ferroviario.

"Después de muchos años hoy es un buen día, un día bonito para esta ciudad, para los barrios de Malilla y Russafa, aumenta la superficie verde de la ciudad, la hace un poquito más sostenible", ha indicado el primer edil.

Según ha destacado, este es "un primer paso que debe venir continuado con otros" y ha destacado la necesidad de que "se ponga en marcha el canal de acceso que de una vez por todas rompa esa separación que tenemos".