Altea y Vilafranca, capitales culturales valencianas 2019-2020

Castell de l'Olla en Altea
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/01/2019 19:06:23CET

VALÈNCIA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Cultura ha reconocido a la localidad alicantina de Altea y la castellonense de Vilafranca como capitales culturales de la Comunitat Valenciana para 2019-2020. Ambas serán reconocidas a partir del 25 de abril por un periodo de un año y tomarán el testigo a Sagunt (Valencia) y Potries (Castellón), respectivamente.

Por segundo año consecutivo, la comisión evaluadora ha designado a dos municipios con esta distinción: uno de más de 5.000 habitantes y uno de menos de 5.000, detalla la Generalitat en un comunicado.

El conseller de Cultura, Vicent Marzà, ha manifestado que "un reconocimiento como este es necesario, y lo es porque la cultura se pone en el centro de la vertebración de nuestras comarcas". "Este año tenemos una capitalidad cultural al sur y una al norte que cosen nuestra diversidad cultural y la impulsan", ha ilustrado.

La propuesta de Altea ha sido seleccionada por ofrecer una programación "muy completa y de calidad", con el apoyo de acontecimientos culturales, instalaciones y una gran oferta de ocio y turismo, que incluye vertientes como artes plásticas, música, espectáculos y artes escénicas, letras y patrimonio. Una programación que tiene como hilo conductor el mar Mediterráneo y su vinculación con el municipio y la comarca de la Marina Baixa.

Cultura también ha tenido en cuenta en el proyecto de Altea el número de acontecimientos, festivales y premios consolidados, así como la cantidad de espacios e instalaciones de referencia que tiene y su oferta complementaria de ocio y turismo. También el esfuerzo por desarrollar una imagen gráfica y conceptual para difundir y comunicar de manera efectiva la iniciativa.

Vilafranca, por su parte, ha destacado por un proyecto cultural que cuenta con gran participación del tejido asociativo del municipio y otras entidades colaboradoras, además de por ser una de las impulsoras para la consideración recientemente de la piedra en seco como Patrimonio de la Humanidad. También por la riqueza de la fauna de la zona y su gastronomía.

El proyecto de esta localidad del norte de las comarcas de Castellón ha sido elegido porque gran parte de la población participa en la confección de las agendas activas trimestrales, que contienen toda la programación sociocultural, deportiva, educativa y de formación. De esta forma, ofrece un planteamiento cultural participativo, interdisciplinar e intergeneracional.

Paralelamente, Cultura ha valorado la especial atención que hace Vilafranca a su vertiente didáctica, con el estrecho nexo entre cultura, educación y arte en su oferta formativa y el trabajo conjunto con la escuela y el instituto del municipio para fomentar la cultura y el arte entre los alumnos.

En la comisión que ha evaluado las candidaturas han participado, además de Marzà, el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona; la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga; el del Institut Valencià de Cultura (IVC), Abel Guarinos; los jefes de los servicios territoriales de Cultura de Alicante, Castellón y València, y representantes de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Turisme CV, el Consell Valencià de Cultura (CVC) y las universidades valencianas.

APUESTA FIRME POR LA CULTURA

La capital cultural valenciana es un sello anual creado por Cultura de la Generalitat en 2016 para incentivar la vertebración de la cultura. Reconoce a las poblaciones que destacan por una apuesta firme por la cultura como instrumento de cohesión social y de fomento económico.

Con este reconocimiento, Cultura quiere promover una descentralización de la oferta cultural, mejorar las comunicaciones entre la Generalitat y los agentes culturales de todo el territorio valenciano y garantizar el acceso universal a la cultura.

Gandia (Valencia) fue elegida como primera capital cultural valenciana para el período 2017-2018. Con la incorporación de dos distinciones, una para municipios de más de 5.000 habitantes y otra para aquellos de menos de 5.000, Sagunt y Potries continúan con este sello con una serie de actividades culturales hasta el 25 de abril, cuando Altea y Vilafranca tomarán el relevo.

Contador