Actualizado 28/11/2007 09:34 CET

(Amp)Los internos, que portaban objetos punzantes, serán trasladados a otros centros penitenciarios "de forma inmediata"

PICASSENT (VALENCIA), 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro internos del Centro Penitenciario de Picassent (Valencia) que mantuvieron secuestrados a tres funcionarios de la prisión desde la tarde de ayer tenían en su poder "objetos punzantes" y serán trasladados "de forma inmediata" a otros centros penitenciarios, según informó la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo.

Gallizo, que compareció ante los medios de comunicación poco después de que se produjera la última liberación tras doce horas del comienzo del motín, confirmó que los tres funcionarios "están libres y están bien" y aseveró que durante el proceso "no ha sido necesario emplear la fuerza".

Así, indicó que se trató de un "proceso largo de negociación y de inteligencia" durante el cual, según dijo, "no ha habido ninguna reivindicación clara" por parte de los internos, quienes solicitaron "pastillas", petición que fue desestimada por los responsables sanitarios del centro por considerar "que podía representar un riesgo al desconocer si estos habían consumido otras sustancias con anterioridad".

"No ha habido ninguna cesión que hacer porque tampoco había ninguna demanda específica y concreta", resumió Gallizo, quien remarcó que se trató de una iniciativa llevada a cabo únicamente por cuatro internos "que no fue secundada por el resto de internos del módulo", que cuenta con 28 personas.

Gallizo indicó que han abierto un periodo de investigación para esclarecer el origen de los hechos y averiguar entre otras cuestiones cómo obtuvieron los internos los "objetos punzantes como pinchos y algunos más", localizados durante la requisa efectuada posteriormente.

La directora general de Instituciones Penitenciarias se mostró orgullosa por la "magnífica profesionalidad, dedicación, entrega y dignidad" con la que los funcionarios del centro desempeñan su trabajo, a los que reconoció también la "entereza" mostrada a lo largo del proceso.

Asimismo, valoró el "magnífico" trabajo realizado por los distintos efectivos de la Guardia Civil en la provincia de Valencia y de la Unidad de Apoyo Especializada de la Benemérita llegada desde Madrid, así como la labor desempeñada por la jueza de Instrucción de Picassent, quien dedicó "sus mayores esfuerzos" para "evitar una posible intervención que quizá habría conllevado consecuencias negativas". Agregó que todo ello demuestra "que nuestro sistema funciona perfectamente y está preparado para afrontar posibles problemas".

Por su parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Antoni Bernabé, que compareció junto a Gallizo, reiteró su reconocimiento y felicitación al trabajo tanto de los funcionarios como de todas las personas que intervinieron en el proceso de negociación y se mostró satisfecho porque los funcionarios hayan sido liberados y se encuentren bien.