27 de febrero de 2020
 
Actualizado 13/12/2019 16:56:50 CET

Ayuntamiento alega "grandes problemas ecológicos" y falta de planes de movilidad en la ampliación de Puerto de València

Puerto de València
Puerto de València - APV - Archivo

VALÈNCIA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las alegaciones del Ayuntamiento de València al proyecto de la compañía Terminal Investment Limited (TIL), filial de la naviera suiza MSC, para la ampliación de la terminal norte de contenedores del Puerto de València advierten sobre "grandes problemas ecológicos" que podrían "alterar" la flora y la fauna submarina a raíz de los trabajos de mantenimiento y dragado que se tendrían que hacer regularmente para garantizar la profundidad navegable de los buques.

Además censuran la "ausencia de un obligado plan de movilidad" pese a las "afecciones no deseables por el tránsito de vehículos que generará la nueva terminal" por lo que el área municipal de Movilidad Sostenible y Espacio Público informa "negativamente" de esta actuación "a la espera de que se elabore un plan de movilidad y pueda ser evaluado".

Estos son algunos de los motivos que se esgrimen en los informes que ha recabado el consistorio entre sus servicios municipales de Ecología Urbana, Emergencia Climática y Transición Energética, Playas, Movilidad, Parque Natural Devesa-Albufera y Urbanismo. Recopilados en un documento único, la Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes con los votos de Compromís y la abstención del PSPV-- para justificar la necesidad de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre la ampliación del puerto.

El servicio de Playas y Calidad Acústica del Aire advierte sobre el impacto ambiental "muy considerable" de los puertos marítimos tanto en su construcción, reforma o ampliación como durante su funcionamiento, "mayor cuanto mayor sea el volumen de la obra o de la ampliación y cuanto más intensas sean las actividades de carga y descarga".

El en este sentido alerta: "el aporte de sedimentos que generarán los nuevos muelles obliga a efectuar regularmente trabajos de dragado y mantenimiento para garantizar la profundidad navegable, y el barrido o vertido al mar del material dragado plantea grandes problemas ecológicos porque este lodo puede estar contaminado por la polución general de las aguas, bien sea a causa de los vertidos o por contener petróleo o materiales pesados. En caso de efectuar el vertido de estos al mar, se altera la configuración submarina, la flora y la fauna acuáticas".

Además, Playas recuerda que las actividades portuarias "producen impactos negativos sobre las aguas y consecuentemente sobre fauna y flora" con las maniobras de atraque y desatraque, carga de combustible, carga y descarga, limpieza o reparaciones, por lo que señala que las obras de ampliación no pueden ser tratadas de forma "liviana" y llama a "hacer estudios que garanticen la mínima afección medioambiental presente y futura".

Por su parte, el servicio de Emergencia Climática y Transición Energética señala que en las últimas décadas, la incorporación de nuevos diques y ampliaciones a la "superestructura" que representa el Puerto de Valencia ha generado "distorsión" de las corrientes y la "pérdida de decenas de metros de playa al sur", algo que pretende corregirse con depósitos de arena "claramente insuficientes".

El aumento de episodios climáticos extremos especialmente temporales de levante, --añade-- obligan a replantearse estas políticas de restitución en pro de nuevos mecanismos de planificación.

Además, en su informe apunta que las dársenas portuarias alcanzan lo máximos niveles de ruido y que el tráfico es el principal agente generador de contaminación acústica, por lo que augura que "el desarrollo propuesto constituirá en principio un incremento de la contaminación acústica de su entorno".

Ante esta situación reclama: actualizar el inventario de emisiones el puerto, diseñar una hoja de ruta para la descarbonización, un plan de movilidad, integrar el seguimiento de la calidad del aire con el sistema de la Generalitat, cuantificar escenarios posibles de contaminación acústica, evaluar la afección sobre el transporte de sedimentos y sobre la estabilidad de la línea de costa Pinedo-El Saler teniendo en cuenta el cambio climático.

Desde Parques y Jardines Singulares echan de menos "un estudio de paisaje que valore el impacto paisajístico de la nueva terminal de contenedores sobre el paisaje de la ciudad, especialmente en su línea costera, porque "la nueva terminal presenta una gran cuenca visual".

MSC, "PRINCIPAL EMPRESA DE ENVÍO DE CONTENEDORES EMISORA DE CO2"

El documento presentado por el Ayuntamiento de Valencia se hace eco también de un estudio reciente de la federación europea Transport & Enviroment considera a Mediterranean Shipping Company (MSC), de la que TIL es una filial, como "la principal empresa de envío de contenedores emisora de CO2".

Aprovecha también para pone el foco en la "modificación sustancial" de la ampliación norte del Puerto, cuyas obras fueron parcialmente ejecutadas en 2012 con el dique de abrigo de más de 2 kilómetros, a falta de la construcción de la terminal de contenedores.

Una terminal que el consistorio pone "en cuestión" al "cambiarse de lugar" respecto a la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios aprobada en 2013 y que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada en 2007 solo era válida para la alternativa autorizada, no condicionaba ningún acceso norte.

Para leer más