Publicado 12/05/2021 15:17CET

El Ayuntamiento de València rehabilita 30 viviendas municipales del Cabanyal para alquiler asequible

El vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, y la concejala de Vivienda, Isabel Lozano, visitan la rehabilitación de viviendas en el Cabanyal
El vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, y la concejala de Vivienda, Isabel Lozano, visitan la rehabilitación de viviendas en el Cabanyal - AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

VALÈNCIA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Ayuntamiento de València ha finalizado la reforma de más de 30 viviendas municipales en el barrio del Cabanyal, de forma que la mayoría de ellas se encuentran en el proceso de adjudicación a las familias de la bolsa de demandantes de alquiler asequible.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, y la concejala de Vivienda, Isabel Lozano, han visitado las obras de rehabilitación de varias viviendas del barrio del Cabanyal, que se están ejecutando gracias al Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en Municipios de la Comunitat Valenciana --PIP-- con una inversión de 1.584.1212 euros.

La edil de Vivienda ha recordado que "eran viviendas que adquirió el anterior gobierno del Partido Popular con la intención de derribarlas para destruir un barrio tan apreciado y tan valorado cómo es el Cabanyal", según ha informado el consistorio Y la Generalitat en sendos comunicados.

Muchas de las rehabilitaciones llevadas a cabo son "en edificios singulares", puesto que se trata "de casas con arquitectura típica de este barrio marinero, que en muchos casos habían perdido sus características originarias y que con las rehabilitaciones se los ha devuelto a las fachadas la estética y el adornamiento propios de la idiosincrasia de barrio del Cabanyal", ha explicado Lozano.

La concejala ha recordado que estos inmuebles del programa de alquiler asequible del Ayuntamiento de València pueden solicitarlos, a todos los efectos, las personas empadronadas o que acreditan residencia efectiva en el término municipal de València, con al menos un año de antelación en la hora de la firma del contrato de arrendamiento.

"Solo hay que estar inscritos en el Registro de Demandantes de Alquiler del Ayuntamiento de València y no tener, en pleno dominio o usufructo, una vivienda situada en el territorio español, ni la persona solicitante y ni ningún miembro de la unidad de convivencia. Por eso, "animo a la ciudadanía a inscribirse en el registro, puesto que se puede acceder a viviendas recientemente rehabilitados en unas condiciones muy ventajosas respecto al mercado libre", ha añadido.

Por su parte, el conseller ha valorado que se esté "finalizando un proyecto que debería haber estado acabado hace diez años y que, por fin estas casas rehabilitadas, tendrán un uso residencial". Martínez Dalmau también ha asegurado que "mientras los anteriores gobiernos municipales de València y de la Generalitat se empeñaban en derribar casas para prolongar una avenida, ahora desde el Ayuntamiento de la ciudad y desde el Gobierno del Botànic ponemos en valor el patrimonio y la riqueza arquitectónica del Cabanyal".

SIETE VIVIENDAS EN REHABILITACIÓN

Tal como ha explicado la concejala de Vivienda, Isabel Lozano, actualmente hay en marcha obras de rehabilitación en siete edificios municipales del Cabanyal. Se trata de una vivienda en las calles Sant Pere, 33 y Luis Despuig, 20, en las que está actualmente en ejecución la rehabilitación de dos edificios para dos viviendas dúplex con un presupuesto de 337.373,06 euros.

También hay obras de rehabilitación en marcha en edificios sitos en la calle de José Benlliure, 163 (para un local y una vivienda de dos plantas), otra en la calle Escalante, 196 (para un local y una vivienda de una planta), y otra en Amparo Guillem, 3 (para una vivienda de tres plantas). Todo esto cuenta con un presupuesto de 402.640,57 euros.

Por otro lado, en la calle del Progreso 193-195 se está ejecutando la demolición de la edificación existente y hay prevista la posterior construcción de un edificio para dos viviendas, uno en planta baja y otra en planta primera y segunda. La inversión será de 219.477,59 euros. Finalmente, en Josep Benlliure 194 está en marcha la rehabilitación de un edificio para un local en planta baja y una vivienda en planta primera y segunda con un presupuesto de 100.451,94 euros.

La visita ha comenzado en la calle Sant Pere, donde cuatro de sus viviendas se han visto beneficiadas por este plan. Concretamente, han visitado la vivienda del número 25, cuyas obras ya han finalizado y han tenido un coste de 229.273 euros. Allí han comprobado cómo la actuación ha convertido este inmueble en un lugar digno para una familia de la ciudad.

Posteriormente, se han trasladado a otra vivienda de esta misma calle, en el número 52, en la que todavía no han comenzado las obras de reparación y cuya inversión se estima en 96.171 euros. Por último, han visitado un edificio de la calle José Benlliure número 194, que está en obras y que cuenta con una inversión de 126.096 euros. La rehabilitación de este inmueble se enmarca en el ARRU que se desarrolla en el Cabanyal.

MÁS DE 5,6 MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN

La Concejalía de Vivienda gestiona un total de 5.634.944,28 euros entre el programa PIP, el de Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) y la reforma de viviendas ubicadas en plantas bajas, para cubrir las necesidades de personas mayores o con algún tipo de discapacidad, teniendo en cuenta que la mayoría de los edificios de la zona no dispone de ascensor.

En este presupuesto también se incluye el recurso anunciado recientemente de la calle de los Àngeles, donde se prevé construir 25 unidades de alojamiento entre todas las plantas, además de los aposentos de uso común para alojamiento dotacional con preferencia de carácter transitorio o de urgencia de las personas o unidades familiares que necesitan vivienda hasta que se les pueda asignar una vivienda con carácter más prolongado.

A su vez, además de alojamiento provisional o de tránsito, se aprovechará su estancia en el edificio para apoyo social, de información laboral, de asistencia a cursos o charlas en el mismo edificio, para lo cual se dispondrá en los elementos comunes de salas de estudio o de charlas y de clases (informática, internet e idiomas).