Publicado 26/07/2021 13:47CET

El brote de la prisión de Fontcalent suma 121 positivos, la mayoría leves y asintomáticos

Entrada al centro de Cumplimiento de Fontcalent
Entrada al centro de Cumplimiento de Fontcalent - GOOGLE MAPS

   ALICANTE, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El brote de coronavirus que se originó hace dos semanas en la prisión de Fontcalent, en Alicante, ya afecta a 121 reclusos de distintos módulos que han dado positivo de un total de 201 pruebas que se han realizado en el centro penitenciario.

   De esta forma, aunque la mayoría de casos confirmados son "leves y asintomáticos", las instalaciones seguirán en "cuarentena preventiva" hasta que las autoridades sanitarias determinen para "evitar que la gente siga enfermando", según ha informado fuentes de instituciones penitenciarias a Europa Press.

   Del mismo modo, han asegurado que los presos están "trabajando con grupos burbuja" y que está "todo bajo control médico": "La gran mayoría son casos leves o asintomáticos, estamos llevando a cabo los protocolos para que la gente no enferme más", han subrayado.

   La situación ha sido denunciada por la asociación profesional de trabajadores penitenciarios 'Tu abandono me puede matar' (TAMPM) que ha calificado lo ocurrido como "uno de los casos más graves que han

   tenido lugar en las prisiones españolas", según ha manifestado en un comunicado.

   Por ello, la asociación culpa "directamente" a la "dejadez", una vez más, de Instituciones Penitenciarias, ante "la tardanza en hacer las tareas de cribado a los residentes en los dos departamentos confinados".

   "La falta grave de personal sanitario que sufre desde hace años el centro alicantino hizo que las PCR las realizasen profesionales de la Sanidad autonómica valenciana diez días después de la detección de los primeros casos" ha indicado.

   Asimismo, la asociación también ha hecho referencia a que el pasado sábado los internos protagonizaron protestas por su situación "tras diez días de encierro", en las que "golpearon puertas y gritaban por las ventanas" para así exigir "conocer los resultados de los tests que les

   habían realizado y manifestaban haber sido engañados".

   Igualmente, los reclusos "se quejaban del hecho de haber compartido celdas con otros que finalmente han resultado estar contagiados, algo que ha podido haber aumentado los casos".

   Por su parte, Instituciones Penitenciarias se ha referido a esta circunstancia como una "pequeña protesta" protagonizada por algún preso debido al "calor" y la dificultad de llevar las restricciones durante tantos días. "No ha sido nada que no se haya solucionado con diálogo y comprensión", ha agregado.

Para leer más