Un buceador de una piscifactoría fallece en una accidente laboral a dos millas de Guardamar

Actualizado 21/12/2017 18:50:58 CET

   ALICANTE, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un buceador de una piscifactoría de Guardamar del Segura (Alicante) falleció este miércoles tras encontrarse mal cuando estaba ejecutando una actividad ordinaria en una de las jaulas, donde se cultivan lubinas y doradas a una profundidad de unos 10 metros y a unas dos millas y media de la costa.

   Según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras del caso, el joven de 34 años y natural de Orihuela salió de la jaula, pero cuando fue rescatado por sus compañeros ya tenía la máscara anegada de agua, presentaba convulsiones y apenas tenía pulso.

   Inmediatamente fue trasladado al Puerto de Guardamar, sobre las 14.30 horas, pero los sanitarios que le esperaban solo pudieron confirmar su fallecimiento.

   CCOO ha señalado que se está recabando datos para "actuar en consecuencia una vez estén aclaradas las causas del suceso". Al respecto, ha indicado que los buzos de la mayoría de las piscifactorías del grupo donde ha ocurrido el siniestro han tomado la decisión de no bucear este jueves en protesta por el accidente y en recuerdo del compañero fallecido.

   El sindicato ha subrayado que el accidente mortal pone de manifiesto "el intolerable nivel de siniestralidad en el sector del buceo profesional en general y en acuicultura marina en particular a nivel estatal".

   "Las condiciones de trabajo en el sector se vienen deteriorando desde hace años, rebajándose los niveles de prevención en las empresas y siendo habitual el incumplimiento de las medidas previstas en la Orden del Ministerio de Fomento de 14 de octubre de 1997 por la que se aprueba las normas de seguridad para el ejercicio de actividades subacuáticas", ha explicado.

   Además, CCOO ha precisado que viene denunciando desde hace años que esa Orden Ministerial ha quedado "desfasada" y que es necesaria su revisión para actualizarla "en función del avance técnico que ha experimentado el buceo y para equipararla con el resto de normativa de seguridad y salud en el trabajo".

   "Desgraciadamente las administraciones con competencias en la materia han hecho oídos sordos a la reivindicación sindical con las trágicas consecuencias que hoy vuelven a ponerse de manifiesto", ha lamentado.