Casado "barre para casa" y confía en que Bonig y Català ganarán para atender las "justas demandas" de los valencianos

28A.- Casado "Barre Para Casa" Y Confía En Que Bonig Y Català Ganarán Para Atender Las "Justas Demandas" De La Comunitat
PPCV
Actualizado 26/04/2019 16:52:47 CET

   Bonig, emocionada, le "jura" que será la primera presidenta del Consell y que el PPCV le ayudará a llegar a la Moncloa

   VALÈNCIA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha asegurado a dos días del 28A que las aspirantes a la Generalitat, Isabel Bonig, y a la Alcaldía de València, Mª José Català, ganarán el domingo. "Valencia, barriendo para casa, para mí es fundamental", ha manifestado, y ha prometido atender las "justas demandas" de los valencianos.

   En un mitin en La Marina de València, en un restaurante con vistas al mar a unas horas del cierre de campaña, ha destacado que los 'populares' salen a las urnas con un "equipazo" y con la "alineación titular" de los candidatos con más posibilidades: "La Comunidad Valenciana no trabaja bisutería, saca a los mejores".

   Tras disculparse por el retraso de más de una hora --"no tengo Falcon", ha ironizado--, Casado ha confiado en que el lunes habrá "un presidente del Gobierno casi valenciano", por su familia de Elche (Alicante), tras "demasiado tiempo sin una respuesta satisfactoria" a la Comunitat.

   Para conseguirlo, ha defendido que el PP tiene "a la mejor", a Bonig, que "va a romper otra vez los techos de cristal, su especialidad, y será la primera y mejor presidenta de la Generalitat Valenciana de la historia". "Isabel, hoy te la juegas en este cierre para revalidar tu contrato con los valencianos", le ha manifestado, para alabar su "brillante oposición" estos cuatro años.

   Se ha mostrado "convencido de que los valencianos, que son muy inteligentes", sabrán valorarlo. "La Comunidad Valenciana merece tener a una presidenta como tú; va a salir muy bien".

CONTRA "UN ANEXO SUICIDA PARA LA CONCORDIA"

   Y ha enfatizado en otro punto: "Como yo quiero a Valencia y me siento casi valenciano, no voy a permitir que nadie lo llame un apéndice de unos 'Països Catalans'; Valencia tiene suficiente historia para ser el anexo de nada imaginario y suicida para la concordia".

   De cara a las generales, también ha sacado pecho de los cabezas de lista por Valencia al Congreso y Senado, Belén Hoyo y el "fichaje" de Fernando de Rosa, "ni más ni menos" que el presidente de la Audiencia Provincial de Valencia, "una persona prestigiosa y una referencia en justicia, transparencia y regeneración".

   En clave local, "en la gran Valencia", ha recordado cuando estuvo en Fallas "en los toros, en la misa, comiendo buñuelos", y percibió en la calle que el PP volverá a la Alcaldía: "Los que somos de provincias y nos hemos pateados los barrios, hemos ido a muchas ferias agrícolas y a los arrabales de las ciudades, lo sabemos".

   Acto seguido, Casado ha ensalzado el legado de "alcaldesas de bandera e insuperables políticamente" y ha confiado en que Català será "una gran alcaldesa que va a poner a Valencia donde se merece: no en las noticias malas", sino en "la recuperación de la cultura, las tradiciones y como un motor esencial para España".

   Y a un mes de las europeas del 26M, ha afirmado que "hablar de Europa es hablar de González Pons", el valenciano candidato del PP número dos en la lista a Bruselas: "Esteban no va a hacer zumos al pleno del Europarlamento; yo el otro día cogí una naranja en la mano, ¿por qué no?; sino a negociar a cara de perro con el comisario de Agricultura", ha ilustrado, porque la Comunitat "merece una PAC (Política Agraria Común) como la que peleó Loyola, Cañete y Tejerina".

BONIG: "NO MIRAMOS AL PASADO"

   En su discurso, Bonig ha manifestado que en un "magnífico día en el Mediterráneo" afrontan el cierre de campaña ante "el mejor fondo y escaparate de esta tierra, por donde ha entrado todo". "No se entiende la Comunitat sin su relación con el mar", ha expuesto, y ha situado a La Marina como ejemplo de "progreso, ambición, riqueza y oportunidades" que "ha construido el PP sin ayuda prácticamente de nadie".

   "No nos quejamos, no miramos al pasado, nos ponemos a trabajar", ha aseverado, para mostrar su intención de contar "con todo el mundo y sobre todo mirar al futuro". Ha definido al PP como "el partido de la esperanza y el único que puede garantizar un futuro de riqueza: Solo nosotros, lo hemos hecho siempre".

   Dirigiéndose a Casado, ha afirmado que si ya le hizo una promesa ahora le hace "un juramento: este domingo voy a ser la primera mujer presidenta de la Generalitat Valenciana y el PPCV volverá a llevar a la Moncloa a un presidente del PP".

   Al echar la vista atrás, ha proclamado entre lágrimas: "Jamás nos rendimos, jamás agachamos la cabeza, puedo asegurar que ha habido momentos duros, muy duros, muy complicados", tras lo que el público se ha puesto en pie para aplaudirle como "presidenta".

   Ha asegurado que los 'populares' se han levantado "una y mil veces" y han "salido a dar la cara cuando era muy complicado", y que lo hicieron "por la inmensidad de cargos, militantes, simpatizantes, votantes del PP que han transformado España y esta tierra". "Jamás permitimos que nos pisoteasen; asumimos errores, pedimos perdón, pero nunca pedimos perdón por ser del PP", ha sentenciado.

EL BOTÀNIC, "NERVIOSO"

   Por todo ello, en esta recta final, ha comparado cuando sus adversarios les daban por "muertos políticamente hablando" cuando ahora se ven "con la ilusión de los vencedores". Y ha afirmado que "por eso el Botànic está nervioso, intranquilo: No conocían al PP, siempre nos han subestimado".

   "Que nunca subestimen al PP y a una mujer. Voy a ser la primera mujer presidenta de la Generalitat y Català la mejor alcaldesa, y mira que es difícil", ha reivindicado. Ha llamado al voto a un partido "con cabeza, manos y corazón" y unos principios que "no están en venta". Y ha descrito a la Comunitat como "muro de contención de esos nacionalismos que quieren romper el proyecto común de España: 'Mai serem catalans, diguen lo que diguen'" ('Nunca seremos catalanes, digan lo que digan').

   En este punto del discurso, ha ilustrado que "el futuro llega por el cielo" cuando ha atravesado volando por encima del mar un avión de campaña del PP que ha señalado Casado. "Un Falcon no parece", ha bromeado la 'popular'.

   Como telonera, la candidata a alcaldesa ha instado a no dar "ni un paso atrás" en los principios de la Constitución que comparte "a fuego" con Casado ya que nacieron con un mes de diferencia en 1981. Ha advertido que "lo cómodo es cambiar de colores, el 'trending topic'" y que el PP representa la "lealtad" y que "no es puede vender España por un escaño".

   "Quiero ser alcaldesa y que el presidente del Gobierno no me engaña, y la única persona que no lo hará es Pablo Casado", ha enfatizado, y ha alabado las "agallas" de Bonig, una candidata "con el corazón caliente y las ideas frías para sacar los dientes por esta comunidad".

Contador