Castellón.- El grupo socialista pide "más calidad democrática" en la Diputación

Actualizado 20/10/2007 19:02:24 CET

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo socialista de la Diputación de Castellón pidió hoy "más calidad democrática" en la Institución. Además, indicó que su formación estudia presentar una moción en el Pleno de la Corporación solicitando la redacción de un reglamento para regular, entre otros aspectos, las sesiones plenarias, informaron fuentes de este partido en un comunicado.

Al respecto, el portavoz socialista, Francesc Colomer, señaló que "resulta evidente que el desarrollo de los plenos es manifiestamente mejorable".

En ese sentido, declaró que es "recomendable superar las continuas arbitrariedades" en la conducción de las sesiones. "No se trata de ninguna percepción subjetiva, sino que está acreditado que el máximo responsable de la Diputación es el que alardea constantemente de que el pleno lo dirige como el quiere, en un claro ejercicio de desprecio a las formas democráticas".

Colomer recordó que en la Diputación, "como en otras administraciones que carecen de reglamento específico", el marco legal que prevalece es el Reglamento Orgánico de Funcionamiento (ROF) cuya aplicación es de ámbito estatal."En cualquier caso, no se suele aplicar", apuntó.

"La propia deriva democrática de la institución recomienda mover ficha y consensuar un reglamento concretado a la Diputación y que garantice la ecuanimidad y también el respeto, las formas y los modales democráticos", señaló.

Según el portavoz socialista, en el reglamento también se podrían "tasar mejor" el número de mociones e iniciativas de los grupos, los tiempos de intervención, el respeto a las minorías, los derechos y deberes de los diputados, las comisiones, el acceso a la documentación y "una mayor transparencia".

Asimismo, afirmó que también podría regularse la declaración pública de bienes de todos los integrantes de la corporación y podría hacerse una mención a la presentación de los balances de gestión de los asesores de presidencia. Esta última "ya fue una petición que el grupo socialista presentó vía moción en el primer pleno de la legislatura", recordó.

Aunque la moción fue desestimada, Colomer aseguró que "merece la pena replantearlo dado que se trata de justificar mínimamente una gran cantidad de recursos públicos asignados con criterios que desconocemos".

El portavoz insistió en que se trataría de una "propuesta saludable" cuyo objeto sería conocer el rendimiento social de un contingente de contratados "que se supone trabajan en la órbita de la gestión de los intereses generales".

Así, para los socialistas este reglamento tendría que ser "el resultado del consenso y del trabajo común" de todos los grupos. "La calidad democrática no es un tema menor, sino el objetivo esencial de la convivencia plural y de la madurez de las instituciones". Esta moción se enmarca, según Colomer, en la línea de un modelo de oposición con "capacidad permanente de iniciativa y propuesta".