Castellón.- El PSPV responsabiliza a Fabra de la desecación del marjal por la falta de control de licencias de actividad

Actualizado 26/06/2007 16:46:07 CET

CASTELLÓN, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La concejal responsable de Medio Ambiente en el grupo municipal socialista en el Ayutamiento de Castellón, Isabel Sabater, responsabilizó hoy en un comunicado al alcalde, Alberto Fabra, de la desecación de las acequias del marjal "por la falta de control de las licencias de actividad, que concede sin exigir los correspondientes estudios sobre las repercusiones y el impacto medioambiental en un punto tan vulnerable del patrimonio natural de Castellón como es el marjal".

Sabater calificó de "delito ecológico" la desecación de las acequias y pidió al alcalde que "se tome en serio" el problema, investigue en profundidad sus causas, e identifique a sus autores.

La concejal socialista se ha entrevistado con los vecinos de la zona afectada, comprendida entre el Camí Fondo y los accesos al Puerto, donde las acequias que bordean las viviendas y las parcelas presentan un aspecto "deprimente" y pueden originar un problema de salubridad, según dijo.

"Las acequias están completamente secas, las depresiones del terrenos se han convertido en balsas con agua putrefacta y la imagen de los peces muertos habla por sí sola de la despreocupación que ha demostrado el Ayuntamiento", apuntó.

La concejal socialista se preguntó "hasta qué extremo el alcalde tiene otras prioridades para abandonar de esta forma la gestión más elemental y desatender un problema que puede considerarse de salud pública", y añadió que "en sus delirios de gran ciudad, arrincona los problemas más elementales, maltrata a los débiles y se despreocupa de especies únicas en peligro de extinción".

Isabel Sabater denunció que en pequeñas charcas se amontonan centenares de fartets y samarucs, "lo que significa que el dinero asignado por la Unión Europea para la protección de estos espacios, y del que tradicionalmente ha alardeado el alcalde, se ha desperdiciado y no se ha empleado en lo que debía emplearse, que es la conservación del marjal y la preservación del hábitat de las especies protegidas citadas". "Además de un delito ecológico, la gestión municipal ha comportado en este aspecto un despilfarro de los recursos europeos", dijo.

La concejal socialista instó al Gobierno local a intervenir "para evitar problemas de salud pública, reponer los daños generados por la desecación del marjal y asumir las responsabilidades". "Si antes fue la marjal del Serrallo, después fue la marjal entre las dos avenidas, y ahora el marjal más al norte. Estamos, por tanto, ante un problema global de la ciudad del que no puede culparse al vial de acceso al Puerto que discurre paralelo, ya que los propios vecinos confirman que en algún período de la construcción de esta autovía, el nivel de agua sólo bajó de forma esporádica durante los bombeos, pero al día siguiente estaba de nuevo en su nivel habitual", señaló.

Los responsables, en opinión de Isabel Sabater, "hay que buscarlos en las malas prácticas de determinadas empresas, que, haciendo caso omiso de las repercusiones negativas, actúan destrozando el nivel y la calidad de las aguas de la capa freática".

"Pero también es responsable el equipo de Gobierno, que no controla las licencias que da, que no exige un estudio en profundidad de las repercusiones posteriores, que no quiere estudiar el impacto medio ambiental de algunos proyectos que luego inciden de manera decisiva en esta parte de ciudad, y que no invierte en la preservación del patrimonio natural", concluyó la concejal.