Actualizado 14/06/2021 13:22 CET

Los chiringuitos saqueados en la Malvarrosa cifran en unos 15.000 euros los daños y piden presencia policial

Imagen de uno de los chiringuitos de la playa de la Malvarrosa, en València, saqueado este fin de semana.
Imagen de uno de los chiringuitos de la playa de la Malvarrosa, en València, saqueado este fin de semana. - EUROPA PRESS TELEVISIÓN

Ven los actos vandálicos del fin de semana "fuera de lo normal" y reclaman atajar "los botellones de raíz" para que no sean "una moda"

   VALÈNCIA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La propiedad de los chiringuitos de la playa de la Malvarrosa de València saqueados este fin de semana durante los botellones celebrados en este entorno ha cifrado en unos 15.000 euros los daños registrados en estos establecimientos y ha destacado que a esta cifra se deben sumar las pérdidas por los días que permanecerán sin actividad, en este pasado domingo y este lunes, como consecuencia de los robos y destrozos producidos.

   Así lo ha indicado a Europa Press Televisión la gerente de Mar y Sombra, la empresa que gestiona estos locales, Esther Calero, que ha reclamado presencia policial y "ayuda" por parte "de las administraciones para que pongan solución a esto". Ha pedido que "se atajen los problemas de los botellones de raíz" para que no se conviertan en "una moda" y ha resaltado que los actos vandálicos registrados este fin de semana contra estos chiringuitos están "fuera de lo normal".

   Calero ha explicado que han sufrido "muchísimo destrozo", con rotura de su estructura y robos. A estos daños se suman los registrados en los espacios donde se guardan los colchones de las hamacas de playa y en las sombrillas, dos servicios que también gestiona su empresa.

   "El sábado por la mañana lo primero que nos encontramos fueron dos casetas, donde guardamos los colchones de hamacas, totalmente rotas y hundido el techo. Y también el kiosko (chiringuito) número 10, con el techo hundido", ha expuesto la gerente, que ha añadido que además había hamacas tiradas y sombrillas volcadas.

   Esther Calero ha considerado que los daños registrados no han sido "una cosa normal". "Este fin de semana nos hemos encontrado actos vandálicos fuera de lo normal, con rotura de kioskos, robos y muchísimo destrozo", ha señalado.

   Asimismo, ha comentado que tras tener conocimiento de lo sucedido, verlo y saber por lo que le han contado que hubo "mucha gente encima del techo" de los establecimiento "saltando", presentó una denuncia y se puso en contacto con la policía. "Pensé que esto podía ser peligroso, que podía haber un accidente", ha indicado, además de lamentar los daños.

   La responsable de los chiringuitos dañados ha agregado que el sábado por la noche se repitieron "con más gravedad" los actos vandálicos que se había producido el viernes por la noche. Ha explicado que la policía se puso en contacto con ella el domingo a las 7.30 horas para comunicarle que se habían producido robos en los locales.

   "Vinimos y encontramos lo que se ve, todo robado, destrozado: neveras, mostradores, máquinas de granizado, máquinas de café, horno . Todo lo que un chiringuito de estos, todo robado y destrozado", ha insistido. Tras ello, ha calculado que los daños pueden cifrarse en "unos 15.000 euros" y ha expuesto que a eso habrá que sumar dos días sin trabajo, domingo y lunes, en principio. "Hoy --lunes-- está cerrado; ayer, domingo y un día importante, también y lo que se seguirá sumando", ha lamentado.

   Esther Calero ha aseverado que además de revisarlo todo y hacer balance de daños, "lo primero" que se debe hacer es trabajar para ponerlo todo "otra vez en pie" e "intentar que mañana esté todo solucionado" y se pueda "volver lo antes posible" a la actividad diaria.

   La gerente ha añadido que su empresa está acostumbrada a "un vandalismo soportable", con pintadas, con hamacas tumbadas, con sombrillas dobladas o con intentos de apertura de kioskos pero no a algo "fuera de lo normal" como "esta vez", con "un vandalismo extremo que no es normal". "Esto no lo hemos vivido en 28 años que llevamos aquí trabajando", ha afirmado.

   A continuación, ha citado como ejemplo los daños registrados en el chiringuito número 11, donde hasta "15 personas se subieron arriba del techo" y saltaron "hasta que consiguieron romperlo". "No sé como no hubo un accidente. A partir de ahí sacaron todo por el techo. Todo, aquí no quedaba nada", ha apuntado.

"SE VAN A VOLVER A REPETIR"

   Calero, preguntada por si cree que estos pueden volver a darse, se ha mostrado "convencida de que se van a volver a repetir". Tras ello, ha subrayado que "lo único" que pide es que haya "presencia policial".

   "Es muy importante que ahora se atajen los problemas de los botellones de raíz, que se pongan en serio con esto porque si no se va a convertir en una moda. Han visto que es fácil hacerlo entre mucha gente y van a volver a hacerlo. Se va a convertir en una moda, que es lo que no queremos", ha opinado.

   Por ello, la gerente ha insistido en pedir "ayuda de las administraciones, para que pongan solución a esto" y ha destacado que los daños producidos el fin de semana han tenido lugar después de "un año muy difícil para todos", especialmente, para "la hostelería y el turismo".

   "El segundo fin de semana de trabajo --de la nueva temporada de verano-- nos hemos encontrado con esto. Difícil de digerir", ha manifestado Calero, que ha mostrado su "impotencia" ante lo sucedido. "Impotencia porque esto lo veíamos venir --ha sido el primer fin de semana sin toque de queda por la Covid-19 en la Comunitat Valenciana--. Es la impotencia que te queda", ha dicho, a la vez que ha criticado que no se "haya puesto solución" antes y ha afirmado sentirse desprotegida.

   Preguntada por si cree que botellones como el registrado en la Malvarrosa el pasado fin de semana se podrían evitar con una ampliación de horarios en la hostelería ha respondido que "sí". "Es una de las claves. Si la gente está en un local está más controlada que en la calle y la policía tiene más fácil controlar recintos cerrados que la vía pública, donde se dispersa a gente mucho más", ha expuesto.

Para leer más