Publicado 08/07/2022 15:50

La Chirivella Soriano y el CMCV se alían para celebrar y recuperar la obra "vital" de Vicente Martínez

Escultura 'Golpe de Mar' de la exposició 'Pulsaciones saldadas' de Vicente Martínez en la Fundación Chirivella Soriano
Escultura 'Golpe de Mar' de la exposició 'Pulsaciones saldadas' de Vicente Martínez en la Fundación Chirivella Soriano - CONSORCI DE MUSEUS

   'Pulsiones saldadas' reúne un centenar de obras en la primera exposición dedicada al autor desde 1998

   VALÈNCIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Chirivella Soriano de València exhibe una exposición que celebra y recupera la obra "vital" del artista Vicente Martínez con un centenar de obras, de las cuales 70 son esculturas. La retrospectiva, organizada junto al Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV), es la primera muestra dedicada al autor desde 1998.

   La selección --que lleva el título de 'Pulsiones saldadas' y que se podrá visitar entre el 8 de julio y el 25 de septiembre en el Palau Joan de Valeriola-- revela "la obra de un artista valenciano que por diversas razones es poco conocida y reconocida". De hecho, la última vez que el artista valenciano expuso al público fue ha ce más de dos décadas en la galería Cànem de Castelló.

   La muestra se ha presentado este viernes en una rueda de prensa en la que han intervenido el director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, junto con el presidente de la Fundación Chirivella Soriano, Manuel Chirivella; y el comisario de la exposición, Álvaro Terrones.

   La retrospectiva repasa la trayectoria de Vicente Martínez (Quatretonda, la Vall d'Albaida, 1934) que abarca desde su faceta como pintor, dibujante, portadista o cartelista tras su paso por l'Escola de Belles Arts de Sant Carles hasta su especialización --durante la década de los 80 y hasta la actualidad-- como escultor.

   "Desde el Consorci de Museus se trabaja para potenciar nuevos relatos del arte valenciano y en esta ocasión, junto a la Fundación Chirivella Soriano, recuperamos la presencia del artista Vicente Martínez, tras más de dos décadas sin exponer. Esta muestra ofrece un interesante recorrido por su vida y su obra, incluyendo piezas de las diferentes disciplinas que ha trabajado a lo largo de su trayectoria y que desde hace décadas crea en su taller ubicado en la localidad castellonense de Soneja", ha señalado Pérez Pont.

   Por su parte, Chirivella ha incidido que "el reconocimiento de la obra y trayectoria de un artista valenciano vuelve, una vez más, a ser el eje central que cimenta la colaboración entre el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana y la Fundación".

   "Reconocer implica volver a poner en valor algo olvidado pero no por ello carente de importancia. Reconocer es volver y volver también es una forma de llegar. Quizá esta exposición sea una oportunidad para conocer mejor la obra de Vicente Martínez y un débito irrenunciable para aquellos que consideramos el arte como un plus necesario en el discurrir vital", ha destacado el presidente de la Fundación Chirivella Soriano.

"EL VIAJE DE UN EXPLORADOR"

    Álvaro Terrones ha subrayado que la exposición de Vicente Martínez "es una experiencia vital, el viaje de un explorador; un reflejo de la obra cinematográfica de Akira Kurosawa, y más concretamente con unos de sus personajes, 'Dersu Uzala'. Nuestro particular explorador valenciano, desde su taller en Soneja (Castellón), ha aprendido todo cuanto tenia que saber, y tiene todo cuanto necesita tener".

   Asimismo, el comisario de la muestra ha hecho hincapié en "la magia de la obra de Vicent Martínez", lo que no "quita que el artista fuera muy resolutivo y muy técnico", ha añadido Terrones.

   La determinación ecléctica de Vicente Martínez, le conduce a expandir las posibilidades del arte que tensa y superpone entre sí diversas disciplinas a lo largo de estas últimas décadas. Desde la localidad castellonense de Soneja ha desarrollado su actividad escultórica de carácter experimental que parte de una "profunda investigación" de los materiales, los volúmenes y las formas. Piezas dotadas de ritmo y movimiento a partir de una armónica disposición.

   Con voluntad interdisciplinar añade el campo escultórico a su potencia productiva. Esta pulsión creativa se caracteriza por "el apasionamiento" hacia los materiales crudos, con polígonos de papel grueso doblados sobre sí, varillas de metal manipuladas que se cruzan o discurren en paralelo, trazos espaciales, líneas y piezas de hierro cuyas sombras diagraman, sobre planos de madera, la trayectoria de su órbita.

   En sus proyectos, durante los primeros estadios del proceso de creación, Vicente Martínez desarrolla un sistema propio para componer, encajar e idear la escultura. De esa original manera de hacer maquetas se derivan tres factores que, en adelante, caracterizarán su obra: el elemento lúdico o de divertimento, el factor cinético o móvil y la extrema complejidad en las composiciones. Las tensiones resueltas de manera creativa son las que componen el tema de este proyecto; siendo la propia exposición, la última pulsión de este artista "pendiente por saldar".