Comissió 9 de Octubre celebra el éxito de una marcha "tranquila" pese a las "amenazas de grupos marginales"

Manifestación de la Comissión 9 d'Octubre
EUROPA PRESS
Actualizado 09/10/2018 21:46:51 CET

VALÈNCIA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La manifestación vespertina convocada por la Comissió 9 d'Octubre en el Día de la Comunitat ha llenado las calles del centro de València en una marcha que el portavoz de la organización y secretario de Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Toni Gisbert, ha calificado de "tranquila y festiva, a pesar de las amenazas de los grupos marginales" de ultraderecha, que han protagonizado momentos de tensión en la plaza de San Agustín.

La marcha ha partido, como estaba previsto, de la plaza de San Agustín, a pesar de que miembros de grupos de ultraderecha han causado momentos de tensión que han sido contenidos por la fuerte presencia policial desplegada en la capital del Turia. Varias personas se han congregado en el punto de salida de la manifestación con banderas de España, han realizado el saludo nazi y han gritado consignas de esta ideología. Además, han lanzado gas que ha afectado a agentes de las fuerzas de seguridad y periodistas.

No obstante, los participantes han recorrido las calles Xàtiva y Colón hasta la plaza América a ritmo de 'dolçaina i tabal', entre 'muixerangues' y en un ambiente festivo. Fuentes de la organización cifran la participación en alrededor de 15.000 personas.

Los manifestantes ha coreado consignas como 'Guillem Agulló, ni oblit ni perdó', 'Els carrers serán sempre nostres' y 'València serà la tomba del feixisme' y 'Vosaltres, feixistes, sou els terroristes', entre otras. A lo largo del recorrido, se han visto banderas esteladas, republicanas, antifascistas o comunistas.

La pancarta de la Comissió 9 d'Octubre ha abierto la marcha con el lema 'Guanyem llibertats, fem país'; seguida por la de Plataforma per la llengua, con el mensaje 'Amb tot el dret del món'; CCOO, 'Pels drets socials i lingüístics #XarxaSolidaritat'; la pancarta de Intersindical Valenciana, que rezaba '9 d'Octubre, guanyem drets, guanyem llibertats, fem país' o las de Compromís y Podem, con las consignas 'Valencianisme es diversitat' y '9 d'Octubre, un poble, moltes veus', respectivamente.

Además, han asistido, entre otros, el síndic de Compromís en Les Corts, Fran Ferri; el senador de esta coalición Carles Mulet; los concejales del Ayuntamiento de València Giuseppe Grezzi y María Oliver; el secretario general de Podem, Antonio Estañ. Este año, el PSPV y UGT se han desmarcado de la convocatoria.

Los manifestantes han entrado a la plaza América, punto donde ha finalizado el recorrido de la marcha, al ritmo de 'dolçaina i tabalet', con canciones como la antifascista 'Bella Ciao' y entre bailes y aplausos. Han mostrado sus pancartas en la escalinata del puente del Mar y los participantes han coreado que 'València serà la tomba del feixisme'.

Además, se ha recordado a Guillem Agulló, el joven asesinado por un ultraderechista. Su hermana Betlem Agulló ha realizado uno de los parlamentos.

"HA ACABADO EL CHANTAJE Y LAS AMENAZAS"

El secretario de ACPV, Toni Gisbert, ha manifestado en declaraciones a los medios que desde la Comissió 9 d'Octubre están "muy contentos" por cómo ha transcurrido la movilización, ya que "a pesar de la lluvia y de las amenazas", ha habido "mucha participación, incluso para un 9 d'Octubre normal".

Asimismo, ha puesto en valor no solo la cantidad de asistentes sino su "calidad", ya que ha sido una "manifestación tranquila y festiva a pesar de las amenazas de los grupos marginales". "La gente ha reaccionado con madurez, con ganas de salir a la calle y reafirmar que se han acabado los chantajes" y las "amenazas", ha resaltado, antes de asegurar que el "chantaje permanente que ha existido en el País Valencià ya no funciona".

"La gente ha salido con alegría y determinación, con ganas de decir que 'estamos aquí' y que estamos contentos porque ha habido un cambio social y político. Y que queremos que el cambio vaya más allá. Estamos muy contentos, desde nuestro punto de vista no podemos más que valorarlo positivamente", ha agregado.

Asimismo, preguntado por su valoración del despliegue policial, Gisbert ha subrayado que las fuerzas de seguridad "han cumplido". "Yo diría que un punto, francamente, incluso exagerado para la dimensión del problema, porque había algún grupo aquí o allá de cinco o seis personas, tampoco es que fuera nada del otro mundo, sin ninguna relevancia social", ha indicado.

"Yo creo que, incluso, ha sido un poco excesivo, pero prefiero que sea excesivo a que sea lo del año pasado. Por tanto, en ese sentido, la Delegación del Gobierno ha respondido a nuestra preocupación", ha resaltado.

"ELLOS SON EL PASADO, NOSOTROS EL FUTURO"

Gisbert se ha manifestado en esta misma línea durante su intervención ante los manifestantes. Después, ha llegado el turno de Betlem Agulló, hermana de Guillem, que se ha referido a los integrantes de la extrema derecha que han provocado momentos durante de tensión durante la marcha: "Ellos son el pasado, nosotros el futuro", ha afirmado.

Betlem Agulló ha calificado este 9 d'Octubre como un "punto de inflexión" en el que "el pueblo valenciano se levanta" para reclamar una mejor financiación, "igualdad lingüística y respeto a los derechos lingüísticos", el derecho foral valenciano, o políticas respetuosas con el medio ambiente, entre otras reivindicaciones.

Además, ha criticado que se haya decretado "prisión para cargos electos por celebrar un referéndum" y también para "artistas y cantantes", por lo que ha exclamado "presos políticos libertad". También ha exigido que se derogue la ley mordaza y que se respete el "derecho a decidir".

Por su parte, en declaraciones a Europa Press, el síndic de Podem en Les Corts, Antonio Estañ, ha puesto en valor el 9 d'Octubre "como un día de todos los valencianos, sobre todo después de lo que pasó el año pasado". Asimismo, ha destacado que en la manifestación vespertina de este Dia de la Comunitat Valenciana se ha dado una imagen de "normalidad democrática y de un pueblo plural".