Compromís pide al PP el cese del senador Altava por "justificar" los bombardeos nazis en el Maestrat

Manuel Altava
PP - Archivo
Publicado 28/09/2018 19:27:12CET

CASTELLÓN, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los senadores de Compromís, Jordi Navarrete y Carles Mulet, han reclamado este viernes al PP el cese del senador castellonense Manuel Altava por rechazar este jueves investigar los bombardeos de la Legión Cóndor en cuatro municipios del Maestrat en 1938 y reparar a las víctimas, "negando los hechos y protagonistas que han sido sobradamente constatados por el mundo científico y justificar lo injustificable".

"Es unánime que se testearon bombas que luego utilizarían los nazis en la Guerra Mundial, que se tomaron toda clase de fotografías y que se masacró a una población indefensa de una forma cruel, algo que banalizó ayer Altava que llegó a justificar unos bombardeos inhumanos y culpar al Gobierno de la República de las muertes", han señalado.

Para Mulet "ayer Altava colmó el vaso de la ignominia, ofendiendo no solo a la inteligencia y al rigor científico, sino a la gente de muchos de estos pueblos que mantienen muy vivo el recuerdo de aquellos hechos". Según ha dicho, "que quitara responsabilidad a los nazis diciendo que son mentiras, creyéndose a pseudohistoriadores con vinculaciones con el antiguo régimen es algo muy grave que debe tener sus consecuencias".

Por su parte Navarrete, que ayer defendió en la comisión investigar y reconocer a los esclavos del franquismo y los bombardeos de lo que se denominó el Gernika valenciano, ha considerado "muy graves" los hechos de este jueves y ha recordado "cómo ayer el PP se indignaba de que le colgaran el sambenito de 'franquista' antes de rechazar las mociones en solitario por 15 votos contra 12 del resto de los grupos".

Compromís eliminó en aras del consenso dos de los cuatro puntos de su moción inicial y propuso una transaccional que el PP se negó a apoyar en la que se pedía 'Dirigirse al Gobierno alemán para que a través de su Parlamento, el Bundestag, pida formalmente perdón a los municipios de Albocàsser, Ares del Maestrat, Benassal y Vilar de Canes como se hizo en Gernika en el 60 aniversario de su ataque aéreo y asuma su responsabilidad por los bombardeos realizados del 24 al 31 de mayo de 1938 donde se probaron bombas de 500 kilos de la aviación sobre una población civil rural e indefensa'.

La coalición ha señalado que el PP hizo suyas las tesis de Permuy y Molina que niegan que se tratara de un bombardeo metódico, premeditado y en un marco de resistencia militar.

"Altava y estos autores han venido a decir que también se bombardearon otras poblaciones y que aquello era la guerra, cuando ni había vehículos ni tropas leales en la zona y denostando los testimonios de quienes convivieron con los fotógrafos alemanes que manifestaron su pena por los efectos menores a los esperados de las bombas de 500 kilos. Todo muy lamentable", ha añadido Navarrete.

"INDIGNACIÓN" DEL PSPV

Por su parte, el secretario de Memoria Histórica de la Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE, Javier Mendez-Vigo, ha mostrado su "indignación" por las palabras pronunciadas este jueves en el pleno del Senado por el senador del PP, Manuel Altava, en las que -según ha dicho- "se atrevió a culpar al gobierno de la II República de las 38 muertes que se produjeron en 4 poblaciones del Maestrat por los bombardeos nazis de la Legión Cóndor.

Mendez-Vigo, que se pregunta "hasta dónde va a llegar el cinismo del Partido Popular", ha asegurado en un comunicado que el PP no quiere remover el pasado porque quizá "le tiene miedo a la verdad, una verdad acreditada por la Historia y que pone de manifiesto que los brutales ataques que se produjeron en 1938 en estas poblaciones de la provincia de Castellón fueron responsabilidad de la Alemania nazi, gran aliada del dictador Franco, al que los populares aún hoy se resisten a condenar".

El dirigente socialista ha destacado que "el Partido Popular tira de cinismo para no reconocer que la Guerra Civil fue la consecuencia de un golpe de Estado contra el gobierno legítimo y legal de la República, y para negar a las victimas el reconocimiento que merecen y que en justicia les corresponde".

Para Mendez-Vigo, lo que sucede con la derecha, que "es hija del franquismo" es que "utiliza la postverdad para reescribir la historia, para decir que los dos bandos fueron culpables, cuando la verdad de lo que sucedió en España entre 1936 y 1939 fue clara y diáfana, que se produjo un golpe sangriento y genocida con dio paso a una posterior dictadura, que también estuvo presidida por la represión y el terror practicado por las propias autoridades franquistas".

Contador