Actualizado 05/08/2022 14:32

La Comunitat Valenciana despide a Grisolía, "impulsor de la democratización de la ciencia" y referente de "concordia"

La capilla ardiente del científico Santiago Grisolía en el Palau de la Generalitat, fallecido este jueves a los 99 años.
La capilla ardiente del científico Santiago Grisolía en el Palau de la Generalitat, fallecido este jueves a los 99 años. - ROBER SOLSONA

VALÈNCIA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Representantes del mundo de la ciencia, empresarial, la cultura y la política han acudido este viernes a la capilla ardiente instalada en el Palau de la Generalitat de València para dar "un último adiós" al profesor Santiago Grisolía, bioquímico, presidente fundador de los premios Jaume I y presidente del Consell Valencià de Cultura (CVC), que falleció este jueves a los 99 años y al que han recordado como referente de la investigación, símbolo de "concordia" e "impulsor de la democratización del sentido de la ciencia".

   Con las banderas del Palau de la Generalitat a media asta, desde antes del inicio del acto algunos ciudadanos han aguardado en fila a las puertas de la sede del gobierno valenciano para formar parte de la despedida, a pesar del calor y del sol, algunos de ellos conocidos y amigos del profesor, pero también científicos o personalidades de la cultura valenciana que han querido mostrar sus respetos.

   El féretro de Grisolía ha llegado al patio del Palau de la Generalitat sobre las 10.35 horas, donde lo han recibido la familia y, entre otros, la familia del científico, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el presidente de Lea Corts, Enric Morera; el alcalde en funciones de València, Carlos Galiana; el presidente de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA), vicepresidente de la Fundación Premios Rey Jaume I y presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda;  el presidente ejecutivo de la Fundación Premios Rei Jaume I, Javier Quesada, y el secretario del Consell Valencià de Cultura (CVC), Jesús Huguet.

   El Palau de la Generalitat ha acogido un acto cerrado por el poema 'Palabras para una despedida' de Francisco Brines, pero en el que también se han leído versos de Miguel Hernández, Antonio Machado, Federico García Lorca, Ángela Figuera, Jorge Manrique, Gustavo Adolfo Bécquer o Marc Granell, recitados por Vicente Pons y el acompañamiento a la guitarra del músico Miguel Pérez.

   El féretro se ha subido al salón dorado del Palau, donde se han guardado cinco minutos de silencio en memoria de Santiago Grisolía, mientras que en el patio gótico, entre flores, ha estado disponible el libro de condolencias. Minutos después de las 11 horas, los ciudadanos que hacían cola en la puerta han podido acceder al Palau para visitar la capilla ardiente.

   Al acto han asistido, entre otros, la consellera de Cultura, Raquel Tamarit; la consellera de Participación, Rosa Pérez Garijo; la consellera de Justicia, Gabriela Bravo; la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé; el exconseller de Cultura, Vicent Marzà; el presidente del PPCV y de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón; el presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, y el presidente en funciones de la Diputación de Valencia, Rafael García.

   También han acudido la síndica del PSPV, Ana Barceló; el presidente del Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunitat y de Cámara Valencia, José Vicente Morata; la presidenta en funciones del CVC, Dolores Pedrós, y el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner.

"IMPULSO A LA APRECIACIÓN DE LA CIENCIA"

   El presidente de la Generalitat, que tras asistir al acto ha anunciado unos premios científicos con el nombre de Grisolía, ha puesto en valor que el bioquímico "ha representado para todos los valencianos ese impulso definitivo a la apreciación de la ciencia".

   "Para Santiago Grisolía, la ciencia fue una pasión que generó su motor de vida y, además, siendo consciente de que la ciencia tiene que llegar a toda la sociedad, a todas las personas", ha destacado, antes de añadir que fue "un impulsor de la democratización del sentido de la ciencia, también esa vinculación con la empresa", todo ello desde un "respeto institucional" que siempre le ha caracterizado.

    Por su parte, la consellera de Cultura, Raquel Tamarit, ha añadido que "era una grandísima persona, que es como él quería ser recordado". "Nos deja mucho a los valencianos y valencianas, tanto desde la vertiente científica, como no podía ser de otra manera, pero también esa vertiente cultural", ya que fue "una persona que tenía clarísimo que la cultura es un bien esencial y que veló para que fuera un instrumento de cohesión social". "Recogemos su impulso", ha asegurado.

   El expresidente de la Generalitat Joan Lerma ha remarcado que Santiago Grisolía "ha sido un hombre que, sobre todo, ha inspirado muchas vocaciones científicas, un hombre que nos ha vinculado con la ciencia a lo largo del mundo, especialmente en Estados Unidos, y sobre todo ha sido un hombre de concordia, que ha enseñado a racionalizar muchos de los comportamientos que en esta Comunitat estaban un poco encrespados".

"PRIMERO EN UNIR CIENCIA Y EMPRESA"

   Desde el ámbito empresarial, Vicente Boluda ha expresado el "dolor tremendo" de haber perdido a un "referente en la ciencia", no solo valenciana y española sino del "mundo entero", y ha hecho hincapié en que fue "el primero en unir la ciencia y la investigación con la empresa". "El gran reto que tenemos ahora es continuar con toda su labor" en los premios Jaume I y en FVEA.

   José Vicente Morata ha resaltado la "honorabilidad" de Grisolía, que "fue capaz de divulgar la ciencia, la cultura y el sentimiento de lo nuestro y la necesidad de que somos parte de un todo y necesitamos siempre llegar a acuerdos para conseguir que funcione".

"EJEMPLO DE DIGNIDAD"

   El presidente de Les Corts, Enric Morera, ha incidido en que Santiago Grisolía es "un ejemplo de dignidad" que ha representado "los valores que nos han hecho fuertes como sociedad".

   Por su parte, el presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha apelado al "compromiso de que no caiga en el olvido" el legado del científico. Para ello, y minutos antes de que Ximo Puig plantease unos premios con el nombre del investigador, Mazón ha planteado que el premio Jaume I en la categoría de investigación básica se denomine Santiago Grisolía, así como unidades didácticas en los centros educativos para dar a conocer su vida y obra, unas ideas que planteará a la Generalitat y a la sociedad científica para sacarlas adelante "con el consenso y respeto de todos".

   El secretario del CVC, Jesús Huguet, ha explicado que le invade un "doble sentimiento". En el plano profesional, al perder "a la persona con la que ha estado unido más de 20 años", siente cierra una etapa de su vida laboral; y en el plano personal, siente la marcha de un hombre con el que llevaba "más de 20 conviviendo", que le contaba historias, de esas que "muchas veces ni se cuentan a la familia", de una vida "tan rica", con anécdotas junto al Nobel Severo Ochoa o incluso Sara Montiel. Grisolía "ha sido una columna en la que me abrazaba muchas veces y me apoyaba constantemente", ha reconocido.

   Dolores Pedrós, presidenta en funciones del CVC, ha hecho hincapié en el "legado importantísimo" de "un gran presidente", un "humanista", científico y "defensor de la cultura en todo momento".

Contador