Cruz Roja ayuda a más de un millón de personas en la Comunitat y aumenta en un 50% la actividad de sus planes de empleo

Cruz Roja ayuda a más de un millón de personas en la Comunitat y aumenta en un 5
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2019 13:55:34CET

VALÈNCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja Española ha prestado ayuda directamente a un total de 1.124.527 personas en la Comunitat durante 2018, con lo que ha duplicado su asistencia en los últimos cuatro años, y además ha incrementado en un 50 por ciento la actividad de su Plan de Empleo respecto a 2017, con un alcance de 21.500 personas.

Así lo han explicado este jueves el presidente de Cruz Roja Española en la Comunitat, Francisco Javier Gimeno, y el responsable provincial de la institución, Rafael Gandía, que han presentado el balance de la actividad de la organización durante el pasado año.

"Cada año nos sorprendemos de que volvemos a crecer", ha manifestado Gimeno, que ha destacado que en los últimos cuatro años se ha duplicado el número de personas atendidas por Cruz Roja en la Comunitat, que en 2018 superó el millón de usuarios. En el último año, ha registrado un aumento del 20% en su actividad. La provincia de Valencia ha contabilizado un aumento del 32,8%, con 449.752 usuarios. "No es que haya crecido la vulnerabilidad, es que Cruz Roja ha crecido", ha puntualizado.

Así, ha explicado que este incremento viene motivado por el "fortalecimiento de la red territorial" de la entidad, que en 2015 contaba con 74 puntos de presencia en la región y, en el marco de su plan estratégico de cuatro años, han aumentado hasta los 110 en 2018. Solo en el último ejercicio, un "año intenso", Cruz Roja ha incorporado 12 localidades a su mapa de actuación, que incluyen un total de 14 puntos de presencia.

"El crecimiento no es porque haya más personas que nos necesiten sino porque hay 14 puntos de presencia más y en los sitios donde estamos hemos incrementado el número de intervenciones", ha reiterado, para señalar que "las personas que ya se atienden cada vez necesitan más ayudas", debido a que sufren una "larga situación de vulnerabilidad", prolongada en el tiempo.

En este sentido, ha habido un aumento del 20% en el número de beneficiarios durante el pasado año, con un incremento del 42% en las emergencias, mientras que la cooperación internacional se ha triplicado. Se ha duplicado la capacidad de atención a los refugiados en la Comunitat Valenciana, un "hito necesario por la llegada masiva de personas", ha resaltado.

EMPLEO, JUVENTUD E INTERVENCIÓN SOCIAL

Por ámbitos de actuación, el presidente autonómico de Cruz Roja ha resaltado que se ha aumentado en un 50% la actividad del Plan de Empleo que lleva a cabo la organización durante 2018. Esta iniciativa ha alcanzado a 21.500 personas, con labores de orientación, formación o sensibilización. Los voluntarios lograron un ratio de inserción del 30%.

También ha destacado que las campañas de Cruz Roja Juventud han alcanzado a "dos de cada diez jóvenes de la Comunitat", es decir, 120.200 niños y jóvenes, un 21% más que el año anterior. "La situación de la juventud y el poder estar con ellos es todo un reto", ha reconocido, antes de detallar que las actuaciones con este segmento poblacional se centran en la organización de puntos violeta y la sensibilización sobre el abuso de drogas, entre otras cuestiones.

En materia de intervención social, el crecimiento de Cruz Roja "no es significativo", aunque se dio cobertura a 245.000 personas en la región, 31.000 más que en 2017. Se trata de proyectos de infancia y juventud en dificultad social, ayuda a personas en situación de extrema vulnerabilidad o atención a personas refugiadas e inmigrantes.

Preguntado por los focos principales de atención, ha señalado que uno de ellos es facilitar elementos a las personas vulnerables, pero que en esta actividad se ha registrado "algo menos de demanda" porque las "administraciones locales han dotado de recursos a lo largo de estos años" a esta cuestión. También ha destacado el pago de la luz, material escolar, ropa y gastos comunes para poder subsistir.

En cuanto al gasto de la entidad, de cada cien euros invertidos se destinaron 59 euros a actuaciones para la inclusión social. De ellos, 53 euros fueron a parar a actividades de intervención social y seis euros a planes de empleo. Del mismo modo, 14 de cada cien euros invertidos recalaron en "estar preparados ante las emergencias", ha detallado.

Así, alrededor del 60% de los recursos de Cruz Roja en la Comunitat se destinaron a intervención social y empleo. La inversión en inclusión ha pasado de ser el 34,9% en 2016 al 54% en 2018. El presupuesto total de la entidad en la región ha "crecido significativamente" desde 2011, hasta llegar en 2018 a un presupuesto de 72 millones de euros.

POBREZA ENERGÉTICA

Asimismo, el 2018 Cruz Roja inició su proyecto contra la pobreza energética, una materia para la que hasta ahora no había un plan específico dentro de la entidad. "La propuesta era destinar un mínimo de 150.000 euros, el equivalente a la huella de carbono de la Comunitat Valenciana, en inversión para bombillas de bajo consumo y mejoras de climatización en viviendas de personas con dificultad, para asegurar que tienen una menor huella de carbono y, al mismo tiempo, supone un menor gasto y mejora la situación económica de estas personas", ha explicado.

Bajo este paraguas, se ha ayudado a mil familias valencianas, aunque en este cómputo no se encuentran las ayudas al pago de recibos de luz o agua, que se integran en el ámbito de la inclusión social.

PERSPECTIVAS DE 2019

Gimeno ha subrayado que los planes de futuro de Cruz Roja en la Comunitat Valenciana pasan por aumentar sus actuaciones medioambientales y por incidir más en la salud de las personas. En 2019, pretende "continuar con el trabajo en red para expandir la actividad de Cruz Roja" hacia la sostenibilidad y en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible; continuar así su colaboración con el Oceanogràfic y actuar en playas pero concebirlos "no solo como un espacio preventivo sanitario, también concienciar sobre sostenibilidad, salud y el autocuidado de las personas"; y seguir con el proyecto para la protección y cuidado del bosque de la Devesa en València, conjuntamente con el Ayuntamiento.

En cuanto a la salud, la intención este año es aumentar la coordinación con administraciones públicas e incidir más en el acompañamiento de personas con enfermedades mentales, donde pueden ejercer un "papel muy importante" los voluntarios, ya que "por grande que sea la administración, nunca será posible un funcionario al lado de cada persona".

En intervención social, los voluntarios de Cruz Roja quieren "seguir centrados en la enfermedad del siglo XXI, la soledad de los mayores", como también "continuar con estrategias de atención a las mujeres víctimas de violencia de género". En cuanto a empleo, pretenden desarrollar más alianzas con la sociedad civil, administraciones públicas y empresas, como también incrementar la capacidad local.

Cruz Roja cuenta en la actualidad con 21.104 voluntarios y 1.356 empleados y 135.149 socios. Se ha "revertido la tendencia a la baja" en el número de trabajadores y hay un "crecimiento estable de voluntarios" y el número de socios ha crecido un 16%.

Contador

Para leer más