Publicado 16/02/2021 15:02CET

Cs mantiene su 'no' a reformar la ley electoral valenciana a pesar del 14F y defiende a Arrimadas como "gran líder"

La portavoz adjunta de Cs, Ruth Merino
La portavoz adjunta de Cs, Ruth Merino - cs

VALÈNCIA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos insiste en que "en estos momentos" no toca reformar la Ley Electoral Valenciana como proponen los partidos del Botànic, a pesar de los malos resultados que obtuvo el domingo en las elecciones de Cataluña y que complicarían su entrada en Les Corts en 2023 si se repitieran en la Comunitat y si no se rebajara la barrera electoral del 5 al 3%.

"No estamos pensando en reformar la ley electoral; no ha cambiado nada: no es el momento de tratar este tipo de temas", ha zanjado su portavoz adjunta, Ruth Merino, reafirmando la postura del líder autonómico, Toni Cantó, ausente en la junta de síndics de este martes por su regreso del comité nacional de Cs en Madrid tras el 14F. También ha destacado el papel de Inés Arrimadas como "gran líder" durante los últimos meses.

El grupo 'naranja' vuelve a sostener así que no se les "tuvo en cuenta" cuando PSPV, Compromís y Unides Podem registraron la propuesta para cambiar la ley, además de afirmar que "es la misma" que no salió adelante la pasada legislatura, precisamente por el 'no' de Cs al requerir una mayoría de dos tercios de la cámara.

Aunque la portavoz adjunta ha reconocido que hay algún aspecto que les "podría parecer razonable", ha hecho hincapié en que hay que valorar la ley en su conjunto y que lo prioritario ahora es la pandemia y la salida de la crisis. "En cualquier caso, el Botànic decide y se lleva adelante la tramitación", ha lamentado, cuando cree que se podrían haber esperado.

Como balance del 14F, ha puesto en valor el papel de Arrimadas al tomar las riendas del partido en una situación interna "complicadísima" y lograr "mantener posturas y criterios" con solo diez diputados en el Congreso. "Ha hecho las cosas bastante bien y es una gran líder", ha resaltado.

Merino ha asegurado que no ha tenido tiempo de valorar la situación con Toni Cantó y ha afirmado que "evidentemente" a Ciudadanos en la Comunitat no le gustan los resultados porque "es una situación preocupante, sobre todo para los catalanes por el gobierno que van a tener".

A su juicio, la dirección nacional de Cs tiene que tomar decisiones porque "el partido sigue siendo necesario y hay que movilizar al electorado". "Habrá que analizar, hacer autocrítica y ver qué decisiones tomar para seguir", ha reivindicado.

RECHAZA UNA ABSORCIÓN DEL PP: "ESTÁ MUY LEJOS"

En esta línea, la diputada valenciana ha rechazado la posibilidad de absorción por parte del PP, algo que "en estos momentos está muy lejos" porque son partidos diferentes, con "cosas en común pero también diferencias bastante sustanciales". "Lo llevo escuchando desde que entré en política, todavía no ha ocurrido y no creo que ocurra", ha garantizado.

Sí ha sostenido que "hay votantes del PP que se sienten más a gusto con Cs: un partido más moderno y liberal en muchos aspectos", aunque ha recordado que también hay teorías de absorción por el PSOE. Y ha apostillado: "Estamos en el centro, una situación que no es sencilla, nuestros votantes pueden estar a la derecha o a la izquierda, pero esto no quiere decir que nos tengan que absorber: Somos independientes y necesarios independientemente del resto de partidos".

PODEM PIDE A CS QUE RECAPACITE

Por su parte, la síndica de UP, Pilar Lima, ha emplazado a PP y Cs a "reflexionar acerca de su bloqueo a la ley electoral tras el batacazo importante en Catalunya", lo que ve como consecuencia de acercarse y de "blanquear" el espacio de la ultraderecha. Ha defendido que la reforma es para ganar en paridad y participación, no solo en representatividad, aunque "si la barrera fuera del 5%, el partido más corrupto de Europa estaría fuera del Parlament".

Pero, sobre todo, ha instado a Cs a recapacitar porque "probablemente ellos tienen más motivos" para beneficiarse de la reforma, mientras ahora cree que "tira balones fuera" al rechazar cambiar una ley con tres décadas en vigor.

Lima, tras las catalanas, ha destacado que En Comú-Podem "se consolida" y que se abre un escenario posible de un gobierno de izquierdas similar al Botànic. Ha sostenido, no obstante, que la bajada de participación ha influido para que el partido de Jéssica Albiach no haya obtenido tanto como JxCat y que a los 'morados' siempre les hubiera gustado un resultado mayor. "Ahora solo nos queda crecer: somos un proyecto de siete años y poco a poco nos estamos estabilizando; no podemos plantearnos bajar", ha declarado.