CulturArts y el Ayuntamiento de Ibi (Alicante) restauran el Monumento a los Reyes Magos

Monumento a los Reyes Magos en Ibi (Alicante)
GVA
Publicado 23/12/2013 21:02:02CET

ALICANTE, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

CulturArts Ivacor y el Ayuntamiento de Ibi (Alicante) han restaurado el Monumento a los Reyes Magos en el que han trabajado conjuntamente desde finales del año pasado, y que como estaba previsto ha visto culminada su restauración para las fiestas navideñas del presente año. El acto de bienvenida al monumento ha tenido lugar este lunes por la tarde

Ibi, cuna de la industria juguetera en España por excelencia, es la única población europea que posee un monumento dedicado a los Reyes Magos, que fue inaugurado el 5 de enero de 1975, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Se instaló en la plaza que del mismo nombre, convirtiéndose desde entonces en uno de los enclaves más conocidos y relevantes de la población. El monumento tiene una composición piramidal y representa a los tres Reyes Magos - Melchor, Gaspar y Baltasar, ataviados con indumentarias reales, tal y como se les identifica en la actualidad, sentados y en actitud de escuchar y complacer la demanda de juguetes que les formulan los niños. Remata el grupo escultórico una esbelta estrella en alusión al astro que les condujo hasta Belén.

El monumento se encontraba en un estado de conservación estructural y superficial "muy malo", como así lo testimoniaba el hecho de que se cayese la estrella. A los factores de degradación de los materiales constitutivos de la obra había que añadir la oxidación del armazón original de la escultura, que en algunas zonas había hasta desaparecido, ha explicado el Consell.

Esta oxidación de la estructura había provocado, también, la rotura de de la piedra artificial con la que está elaborado el monumento. Además, la superficie de la escultura presentaba un envejecimiento del aglutinante original, lo que le provocaba fisuras por toda la epidermis de la obra.

También eran evidentes los efectos de ataques biológicos por tratarse de una obra expuesta a los agentes climáticos que alteraban el cromatismo del monumento. La restauración ha contado con unos estudios previos de videoendoscopia para conocer el estado interior de la estructura y análisis en el laboratorio de CulturArts IVC+R de los materiales constitutivos del monumento.

Con los resultados se emprendió la restauración, que ha durado casi un año, y ha contado con hasta cinco fases de limpieza, un tratamiento contra el ataque biológico, el tratamiento de la estructura contra la oxidación, la unión de fragmentos disgregados, la consolidación estructural y finalmente la reintegración volumétrica de los elementos faltantes y la reproducción de la estrella y su estela hasta su montaje final.

OBRA DE AURELIO LÓPEZ AZAUSTRE

El monumento es obra del escultor e imaginero granadino Aurelio López Azaustre (Granada, 1925-1988). Este artista demostró desde muy joven sus "extraordinarias dotes para la escultura".Con tan sólo quince años ingresó como aprendiz en los talleres de imaginería de Navas Parejo, Espinosa Cuadros y Domingo Sánchez Mesa en su Granada natal.

En 1940 ingresó en la Escuela de Artes y Oficios, y posteriormente viajó a Madrid para trabajar con el escultor José Planes. En 1956 obtuvo el título de Maestro Imaginero en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

Asimismo, en 1958, ganó por concurso oposición la plaza de tallista en madera de la entonces llamada Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Valencia, actual Escuela Superior de Diseño de Valencia.

Finalizada su actividad docente en la ciudad del Turia regresó a Granada donde ingresó en su Escuela, permaneciendo en esta ciudad hasta su muerte en 1988.

Cultivó la escultura en madera, hierro, piedra y marfil, demostrando una gran capacidad creativa, más vanguardista e innovadora en los temas profanos que en los religiosos, especialmente en sus vírgenes para la Semana Santa granadina, en los que se mostró más sometido a mantener los cánones heredados de los grandes imagineros andaluces. El reconocimiento y prestigio nacional de este escultor se debe al Monumento a los Reyes Magos de Ibi.

Este proyecto municipal se inició en el año 1974 cuando ganó el primer premio del concurso organizado para la realización del monumento, el cual fue esculpido en el taller que el artista tenía en el Zaidín, muy cerca de la calle Santa Clara de Granada.