Actualizado 17/01/2008 08:24 CET

Cultura.- Dario Fo se convierte en alcalde en L'Altre Espai en un montaje que critica "el circo electoral"

VALENCIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La sala L'Altre Espai de Valencia pondrá en escena desde hoy y hasta el próximo 3 de febrero el espectáculo 'Dario Fo, ¿alcalde?', un montaje de tintes satíricos que fantasea sobre la posibilidad de que el irreverente Premio Nobel de Literatura llegara a ser primer edil de Milán para realizar una "crítica total al circo en el que los políticos, los medios de comunicación y la sociedad en general convierten cada cita electoral".

La obra, una producción de Teatres de la Generalitat, fue presentada en rueda de prensa por el autor del texto, Pedro Montalbán Kloeber, el director de la pieza, el italiano Emiliano Bronzino, y el elenco artístico, integrado por los actores Pepe Miravete --encargado de meterse en la piel de Fo--, Sara Vallés, Carmen López, Paco Vila y Juanfran Aznar.

La función se basa en hecho reales, ya que a finales del año 2000 diversa publicaciones de la ciudad de Milán propusieron que el dramaturgo Dario Fo se presentara como candidato a la alcaldía de esa ciudad, un hecho que despertó gran revuelo y protestas de algunos sectores. A partir de esa anécdota, la obra va más allá e imagina qué hubiera podido pasar si realmente el Premio Nobel hubiera accedido a ese cargo político, una situación en la que "saltarían chispas", aseguró Pedro Montalbán Kroebel, que apuntó que el objetivo es "hacer reír y hacer pensar a partes iguales".

Esta trama introduce a un personaje real en una historia ficticia, por lo que mantiene "un enorme respeto" por Dario Fo, de manera que "no se pone en su boca nada que yo piense que no podría decir él mismo", explicó el dramaturgo.

No obstante, para caracterizar al artista, el actor Pedro Miravete no ha seguido unas pautas físicas --de hecho es mucho más joven-- sino que se ha basado sobre todo en la "energía" que desprende Fo encima de los escenarios. Al respecto, el propio intérprete subrayó que "no parecerme a Darío Fo ha sido una ventaja, puesto que lo que se plantea en esta obra no es un símil sino una sátira".

La "sátira" es una de las "palabras-llave" que singulariza el tipo de teatro de Darío Fo, al que no se ha querido imitar pero sí "homenajear" en esta producción utilizando las mismas claves dramáticas que emplea el autor. Por esta razón, la obra huye del teatro naturalista para incluir elementos y rasgos de la Comedia dell'arte, ya que una de las intenciones de Fo ha sido rehabilitar durante su carrera la figura del clásico bufón, señaló, por su parte Emiliano Bronzino, colaborador de Il Piccolo Teatro di Milano.

El director recalcó que 'Darío Fo, ¿alcalde?' no hace una crítica específica a los partidos políticos de un signo o de otro, sino a la "sociedad en general y a cómo se gestionan las campañas electorales en la actualidad". Con esta pretensión, la obra se desarrolla sobre una escenografía llena de muebles que simbolizan "el laberinto de la mente de Fo" y en la que se proyectan audiovisuales y una serie de personajes que protagonizan sus "pesadillas", desde una jefa de prensa obsesionada por los titulares hasta la voz del mismo Berlusconi.

NUEVAS DRAMATURGIAS

Bronzino agradeció además a Teatres de la Generalitat la oportunidad de poner en escena trabajos de nuevos dramaturgos. En este sentido, declaró que "en el panorama europeo no hay muchos teatros, sólo algunos lugares en Inglaterra, Francia y Alemania, donde se impulsen las nuevas dramaturgias como se hace en Valencia". Puso como ejemplo la situación de Italia, donde "se está matando toda una generación de autores que no pueden llegar a estrenar", lamentó.

Precisamente, Montalbán Kroebel avanzó que se han abierto contactos para que esta pieza pueda representarse en Italia y comentó, además, que el propio Darío Fo conoce su existencia.