Publicado 10/04/2014 16:47CET

La Fira del Llibre de Valencia aumenta a 82 casetas y celebrará más de 200 actividades

Presentación de la 49 edición de la Fira del Llibre
EUROPA PRESS

El Gremi de Llibrers premia a Santiago Posteguillo por su labor de promoción de la lectura y defensa del papel de las librerías

VALENCIA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La 49 edición de la Fira del Llibre, que se celebrará del 24 de abril al 4 de mayo en los Jardines de Viveros de Valencia, aumentará el número de casetas hasta 82 de 62 expositores, de los cuales 53 corresponden a librerías y el resto a espacios institucionales. Además, ofrecerá una amplia agenda de actividades, más de 200 en total.

Así lo ha asegurado la directora del certamen, Glòria Mañas, durante el acto de presentación del encuentro cultural, en el que ha estado acompañada por el presidente del Gremi de Llibrers, David Cases; el secretario de Editors del País Valencià, Manuel JM Romero; el responsable de publicaciones de la Asociación Profesional de Ilustradores de Valencia (APIV), Miguel Ángel Giner, y la ilustradora del cartel de este año, Marta Chávez.

La directora del evento ha comentado que se han superado las expectativas porque "todavía están llegando las peticiones y confirmaciones del programa".

Además, ha destacado que este año el premiado por el certamen será el escritor valenciano Santiago Posteguillo por los valores que el autor ha defendido de "promoción" de la lectura y "defensa" del papel de las librerías en "el momento tan difícil que viven".

Mañas ha resaltado la respuesta de las librerías porque "siguen apoyando" esta cita a la que ha calificado como "la más importante del libro en la Comunitat Valenciana".

Por ello, ha subrayado que su propósito es que las ediciones tengan "contenido" por lo que se realizarán actividades como presentaciones y mesas de debate sobre temas "que preocupan a la sociedad y les inviten a la reflexión". En este línea, ha concretado que algunos de los temas que se abordarán serán: la corrupción, la economía social, los medios de comunicación y, por otra parte, habrá una corriente más literaria que incidirán en la temática de premios literarios y mujeres o la acción política.

También se ha referido al macroespacio que tendrá la APIV, para que la obra gráfica sea "lo más visible posible". En esta línea, ha explicado que se van a dedicar "muchos días" a hablar sobre la ilustración y que habrá invitados de la talla de Paco Roca o Paula Bonet.

Igualmente, todas las mañanas habrán actividades tanto para niños como para familias con cuentacuentos, teatros y recitales poéticos en un gran escenario dispuesto para el evento así como se habilitará microespacioes para las presentaciones de libros y debates y se contará con un plató de televisión por el que pasarán todos los autores que asistan al evento.

En cuanto a la nómina de escritores que acudirá a esta cita, se encuentran, entre los ya confirmados, Juan José Millás, Carmen Amoraga, Luís García Montero, Juan Gómez-Jurado y Pilar Urbano, entre otros. "Espero que asista mucha gente porque la cultura lo necesita y debemos poner socialmente en valor el papel del libro", ha sentenciado la directora de la Fira del Llibre.

Asimismo, Mañas ha definido la de Valencia como "la primera feria de España" porque la de Madrid, ha dicho, es "la feria nacional" y por lo que respecto al volumen de librerías y firmas "ésta sigue siendo de las más importantes".

Respecto al presupuesto, quedará fijado en 142.000 euros. En este sentido, el Gremi de Llibrers cuenta "con los compromisos de la Conselleria de Cultura i del Ajuntament de València para que mantengan al menos "el importe de la subvención del año pasado". En este sentido, detallan que la Diputación de Valencia aportará 6.000 euros y de unos 50.000 euros de la Conselleria de Cultura, que según ha recordado Mañas, aún "están pendientes del cobro de la cuantía del pasado año".

BONOLIBRO

Finalmente, Mañas ha hablado del bonolibro y ha recalcado que los padres deben saber "que si sus hijos han podido estudiar un curso es porque las librerías "han pagado" los libros, lo que ha supuesto "para muchas de ellas el cierre o despido de personal". Por ello, ha insistido en que "se trata de una "responsabilidad" de las administraciones y de las editoriales.