Cultura.- Hallada una necrópolis romana del siglo IV junto a la factoría romana de salazones en Santa Pola (Alicante)

Actualizado 17/01/2008 20:50:49 CET

Un arqueólogo dice que los restos demuestran que en determinadas zonas, como Hispania, la decadencia romana vino más tarde

ELX (ALICANTE), 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santa Pola (Alicante), Miguel Zaragoza, anunció hoy el hallazgo de una necrópolis romana del siglo IV junto a la factoría romana de salazones, en las excavaciones arqueológicas que se realizan en torno al portus ilicitanus, según informaron hoy en un comunicado fuentes municipales.

A raíz de la puesta en valor de estas ruinas arqueológicas, se ha encontrado una necrópolis romana, perteneciente al siglo IV d.C., al igual que la factoría. En total y hasta el momento, según explicó el primer edil, han sido hallados cinco enterramientos con diferentes objetos de ajuar.

En uno de los enterramientos se han encontrado unas cajas de madera con monedas cuñadas en la época de Constancio II, mientras que en otro de los enterramientos se han encontrado vasijas y jarras de cristal, que podrían haber contenido perfumes o aceites.

El arqueólogo de la Universidad de Alicante, Jaime Molina, que trabaja junto con el Ayuntamiento en la puesta en valor de la zona, apuntó que las monedas "han dado las primeras pistas sobre la época a la que pertenece la necrópolis". Además, indicó que las jarras halladas "son de las pocas que se han evidenciado a nivel mundial, y desde luego son las que muestran un mejor estado de conservación, algo que podríamos decir que es milagroso".

Molina señaló que a partir de este hallazgo "se han llevado los restos humanos a los laboratorios de la Universidad de Alicante, con el fin de proseguir con la investigación y poder analizar los parásitos y el ADN, así como las muestras de arena de las zonas de pulmones, con el fin de profundizar más en el asentamiento romano".

Así mismo, el arqueólogo hizo hincapié en "el buen estado que muestran los restos humanos, gracias, posiblemente, a la gran concentración salina de la tierra, pues hemos de recordar que antiguamente esa zona estaba prácticamente pegada al mar".

De igual forma, afirmó que a otro lado de la factoría romana también se ha encontrado un vertedero o basurero en el que tiraban los romanos los utensilios. Allí, según Molina, "hemos podido comprobar que hay más de mil piezas, algunas de ellas en perfecto estado".

Desde su punto de vista, "este hallazgo serviría para dar un enfoque distinto a la historia no sólo de Santa Pola, sino de Hispania y del arco mediterráneo romano, puesto que si antes se creía que la decadencia del imperio romano fue en el siglo IV, estos hallazgos demuestran que en determinadas zonas, como la española, la decadencia vino más tarde, cuando se comenzó a evidenciar el receso en la actividad comercial".

Jaime Molina consideró también que los hallazgos de Santa Pola pueden ser calificados como "extraordinarios" y remarcó que "gracias a que los terrenos donde hemos encontrado estos restos arqueológicos son municipales podemos desarrollar un trabajo de investigación más exhaustivo".

Mientras continúa investigándose este nuevo hallazgo, los restos permanecerán ocultos con una tela especial, con el fin de que la zona no sufra ningún deterioro y que así, posteriormente, se pueda poner en valor todo el conjunto, según las mismas fuentes.