Publicado 09/06/2014 18:29CET

Músicos de la OCV advierten de la sensación de "incerteza y desmoronamiento" que se abre con la marcha de Mehta

Zubin mehta dirigiendo a la Orquestar de la Comunitat Valenciana
TATO BAEZA

VALENCIA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Músicos de la Orquestra de la Comunitat Valenciana (OCV), la formación del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, han reconocido la sensación de "incerteza y de desmoronamiento" que se abre si se confirma la marcha del maestro y hasta ahora presidente del Festival del Mediterráneo, Zubin Mehta, una de las figuras, junto a Lorin Mazel, crucial en la puesta en marcha del proyecto del teatro de ópera valenciano.

Los intérpretes se han manifestado así después de trascender que el pasado jueves, el director comunicó, en una reunión con el comité artístico de la OCV, que no aceptaba la propuesta de ser el director titular de la formación y que, además, medita dejar también el Festival del Mediterrani.

Para los músicos, el problema radica, no solo en la desvinculación de Mehta, sino en la falta de proyecto claro para el futuro. "El problema es que Mehta era el único que nos aseguraba cierto nivel musical, y ahora nadie nos habla y lo que oímos es un horror y nos produce mucho miedo e incertidumbre", admite a Europa Press una integrante de la unidad artística, que añade que "en todas las orquestas importantes lo fundamental es la institución y que haya diálogo".

La misma fuente lamenta que se dé esta situación cuando anteriormente "se construyó un proyecto magnífico" pero ahora se quiere ir "a lo más barato, más que a una cuestión cultural". En este punto, ha subrayado que muchos de los músicos de la OCV vinieron a Valencia atraídos por la calidad y excelencia de esa propuesta, por lo que la bajada de nivel puede provocar nuevas salidas de intérpretes, tanto extranjeros como españoles.

"Si se desmorona la Orquesta, se desmorona el Palau de las Arts; el problema es que no hay mucha gente que se dé cuenta de esto", argumenta una de las artistas foráneas de la agrupación.

Sobre los nombres que están sonando para ocupar la dirección --como los valencianos Jordi Bernàcer y Gustavo Gimeno, aunque éste último ha fichado para el próximo año por la Filarmónica de Luxemburgo-- esta artista sostiene que "lo primero que hay que hacer es preguntar a la orquesta". "Pero además --dice-- es una locura puesto que ellos nos dicen que nunca nadie se ha acercado a ellos".

"MANIATADOS"

En términos similares, otro músico, este vez procedente de la Comunitat, confiesa: "Hay un punto de tristeza grande de no poder hacer nada, nos sentimos un poco maniatados de pensar que por más que digamos o queramos la situación no va a cambiar".

Igualmente, admite "un poco de miedo porque los músicos que todavía siguen en la orquesta es gracias a que el proyecto es interesante con gente como Mehta". "Es una pena que este proyecto se esté desmantelando, no creo que es lo que quieran pero es lo que está pasando", sentencia esta fuente en declaraciones a Europa Press.

Agrega que "lo importante de Mehta es que la gente se va a dar cuenta cuando no esté". "Si se marcha él y no suena ningún nombre de su misma calidad, eso podría producir una fuga de músicos extranjeros e, incluso, muchos nacionales porque hasta ahora pasaban muchas cosas malas pero él venía; si encima ahora él no va a venir, eso es un gran cambio, si no va a venir es otra historia, hasta el punto de plantearse intentar ir a otro sitio".

Esta situación coincide además con la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que, entre otras cosas, supone una rebaja del salario de un 8 por ciento lineal. Todo ello, junto a la pérdida de alicientes artísticos como el maestro Mehta, hace que cunda el temor a una 'espantada' de músicos.

"Ahora somos unos 54-55 en plantilla, se sigue recurriendo a extras y se van oyendo voces de que hay que hacer audiciones, pero para eso lo primero es tener un maestro", defiende.

"EL ÚLTIMO MES ESPECTACULAR"

El intérprete recalca que "el último mes con Mehta --ha dirigido 'La forza del destino' un concierto de Strauss y el miércoles estrena 'Turandot'-- ha sido algo espectacular desde el punto de vista de la calidad".

"Esta gente necesita un tipo de interés o atención especial, no sé si ha sido el caso, a él le gusta mucho el trato, qué va a pasar, qué no, es así preparando sus obras, no deja nada a la improvisación, únicamente a su genialidad", concluye.