Actualizado 20/10/2007 12:26 CET

Cultura.- Pilar Bardem estrena en el Principal de Alicante la obra 'La sospecha' de John Patrick Shanley

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La actriz Pilar Bardem cambia los objetivos de las cámaras de cine por los escenarios donde a partir del próximo 26 de octubre estrenará en el Teatro Principal de Alicante 'La sospecha', de John Patrick Shanley (Nueva York, 1950). Junto a ella completan el reparto Diana Palazón, Juanjo Cucalón y Vicenta Ndongo, todos ellos bajo la dirección de Natalia Menéndez. La función llegará en febrero al Teatro Infanta Isabel de Madrid.

'La sospecha', que le valió a su autor un Premio Pulitzer y un Toni, aborda el espinoso asunto de los abusos a menores dentro de la Iglesia católica. En una escuela católica del Bronx, en 1964, la hermana Jane advierte a la directora del colegio que un alumno tiene una actitud extraña tras haber estado en la sacristía con el padre Flynn, el cura más popular del colegio. La hermana Luisa, la directora (papel que encarna Pilar Bardem en esta versión teatral), acusa al cura de abuso al menor, aunque no tiene pruebas para inculparle.

En declaraciones a Europa Press, Pilar Bardem señaló que éste es "un texto importante porque nada de lo que se dice es gratuito, todo tiene un sentido". La actriz afirmó que el elenco de actores ha ensayado la función "profundizando en cada palabra y haciendo un trabajo exhaustivo de los personajes, disfrutando y sufriendo con ellos".

Bardem indicó también que la propuesta que se hace "es desde la soledad de cada personaje y de la duda que vivimos todos los seres humanos, no la duda de un hecho en sí, sino la duda como estado mental".

SIN CAMBIOS EN LA ACCIÓN.

Respecto al lugar y la época en los que transcurre la acción, la actriz indicó que se ha optado por mantener la que propone el autor en el original: "El Bronx, en una época y lugar conflictivos como es el asesinato de Kennedy", recordó. "Está bien no ubicarla en otro sitio sino dejarla donde Shanley quiso con el fin de ver los problemas con una cierta distancia. Primero para no prejuzgar, algo que hoy la sociedad hace muchísimo, y segundo para tener opiniones sobre un problema importante que ha pasado, pasa y esperemos que deje de pasar. Nos limitamos a exponer las razones que esgrime cada persona y los hechos que ocurren. Es una invitación a la reflexión del público desde el sentido del humor en muchas ocasiones y desde el juego de la mentira", aclaró.

Según Pilar Bardem esta obra invita a "pasar un momento de comunicación espiritual que están proponiendo las dudas de los cuatro seres que están ahí, cada uno con su manera de pensar, perteneciendo a una misma sociedad y entorno pero actuando desde sus distintas ópticas y sin que ninguno tenga razón".

CREENCIAS FIRMES.

Por lo que se refiere a su personaje, la hermana Luisa, es una mujer "que sabe muy bien lo que quiere, que tiene sus dudas, como todo ser humano, pero que se rige por unas reglas y unas creencias firmes en una serie de valores que defiende". Además, Bardem añadió que hay una serie de cosas por las que esta mujer no está dispuesta a pasar. "Tiene un gran sentido del humor y ella misma sabe que está haciendo un papel como directora de la escuela. Además se descubre en un momento dado, cuando recuerda que es una viuda de un militar muerto en la II Guerra Mundial", señaló.

"Yo me he hecho mi guión particular de lo que ha sido el matrimonio y la vida de la hermana Luisa y por qué se ha metido a monja. Es una mujer que sabe de lo que van las cosas y que ha tenido una experiencia sexual y de matrimonio anterior a su entrada en el convento", dijo.

Por otra parte, Pilar Bardem confesó que trabajar junto a Natalia Menéndez, a quien conoce desde niña, ha supuesto un "grandioso y maravilloso descubrimiento". "Ha hecho un trabajo minucioso y sincero y ha mostrado un respeto absoluto hacia nuestro trabajo y nuestra profesión. Natalia dirige pero escucha, que es muy importante. Pone y acepta propuestas. Hay un diálogo continuo entre nosotros que ha permitido que el proyecto crezca", aseguró.

TRES ESCENARIOS FUNDAMENTALES.

En versión de Fernando Masllorens y Federico González del Pino, 'La sospecha' está inspirada en el texto original ('The doubt'), en el que el autor norteamericano refleja, como en el conjunto de sus obras, el mundo del que él procede: el Bronx neoyorquino donde nació. La obra, que se ha representado en Argentina, Italia o Portugal tendrá una versión cinematográfica interpretada por Meryl Streep en el papel de la directora del colegio, que encarna Bardem.

La actriz española explicó también que la escenografía está compuesta por varios giratorios y que las escenas, "cortas y seguidas, dan gran dinamismo a la función". El púlpito, el despacho de la directora y el jardín del colegio son los tres escenarios fundamentales de esta puesta en escena.

Aunque Pilar Bardem es más conocida por el gran público en su faceta como actriz de cine, lo cierto es que ella misma asegura no haber dejado nunca de hacer teatro. "Creo que hay una confusión sobre este asunto --dijo--. Mi carrera ha sido teatral. He sido primera actriz con Jesús Puente, con Juanjo Menéndez o con Adolfo Marsillach y al mismo tiempo que hacía teatro interpretaba papeles pequeños en el cine. A partir del 'Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto' mi nueva etapa cinematográfica se hizo muy visible", explicó.

A este respecto, la actriz recordó que recientemente ha actuado en '5mujeres.com' y que estuvo con 'Pelo de tormenta' en 1997, en el Teatro María Guerrero, donde también interpretaba a una monja. Llegar ahora con 'La sospecha' al Infanta Isabel de Madrid tiene para ella un significado especial porque en este escenario, donde trabajaba su padre, recuerda que echó a andar en el año 40.

Junto a la gira que la obra realizará por toda España, Pilar Bardem tiene además entre sus proyectos una película peruana, 'La vida de Julius', "aunque todavía no hay nada concreto", concluyó.