Los propietarios de 'La Patronne' retiran la pieza del Ivacor y barajan llevarla a Washington o Nueva York

'La Patronne' de Modigliani
GENERALITAT
Actualizado 04/03/2011 16:06:08 CET

Aseguran que los estudios presentados por el instituto son "sobradamente demostrativos" de que el cuadro es de Modigliani

VALENCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los propietarios de la obra 'La Patronne', que ha estado depositada en el Institut Valencià de Conservació i Restauració de Béns Culturals (Ivacor) para confirmar si es de Modigliani, han decidido retirar el cuadro de este organismo debido a los "problemas internos" en los que aseguran haberse visto envueltos. En principio, el destino que barajan para la obra será la Galería Nacional de Washington o el MOMA de Nueva York, dos museos que ya han solicitado los informes de los que dispone la familia, así como ver la obra en persona, "porque consideran seriamente la posibilidad de exponer la pintura".

Así se pone de manifiesto en una carta abierta de los dueños de la pieza, firmada por su portavoz, Francisco García, y a la que ha tenido acceso Europa Press. El escrito llega después de que, aunque ya existe un informe del Ivacor, desde el Museo de Bellas artes San Pío V --donde en un principio estaba previsto que se mostrara el cuadro si era autentificado por los técnicos-- se haya asegurado que el patronato "no dispone, por el momento, de documentación suficiente que le permita valorar la oportunidad del depósito" y que "la opinión definitiva sobre su autoría sólo puede recaer en una autoridad especializada en la obra de Modigliani reconocida internacionalmente".

Por ello, y "ante las declaraciones que se están propagando en los diversos medios valencianos por parte de representantes de la administración valenciana, y muy especialmente de su directora general de Patrimonio, Paz Olmos", los propietarios del cuadro afirman "haberse visto obligados a hacer una declaración publica sobre los motivos que les llevaron a solicitar la colaboración del Ivacor, y a retirar la obra del instituto, muy a pesar suyo, recalcan.

Así, recuerdan que 'La Patronne' llegó al Ivacor en febrero de 2008 con la intención de realizarle un análisis en profundidad y, entonces, se planteó una posible cesión posterior, una vez se hubiese concluido el estudio de la misma, y solo si éste era positivo y concluyente.

Desde la fecha de su recepción en el Ivacor, la obra ha permanecido en sus instalaciones "sin seguro a cargo de este organismo o de ninguna otra institución publica valenciana". "Todos esos gastos han corrido de nuestra parte y jamás hemos enviado a la Administración Valenciana la factura de ninguno de ellos", subrayan estas fuentes.

Igualmente, la familia dice que le consta que los técnicos del Ivacor que han realizado el estudio de 'La Patronne' "han pagado de su propio bolsillo viajes a Estados Unidos, para entablar contacto con restauradores del Metropolitan de Nueva York o la Fundación Guggenheim, así como a centros de Italia o Madrid". "A ellos queremos mostrar nuestro agradecimiento público, habida cuenta la ingratitud demostrada por el Patronato del San Pío V y muy especialmente por parte de la señora Olmos de manera pública", agregan.

Los propietarios insisten en que, "después de unos primeros análisis y estudio de procedencia, y ante el claro interés mostrado, la obra fue cedida al Ivacor sin ningún tipo de costo para el erario". De hecho los dueños "han sido los responsables del seguro y transporte hasta las instalaciones del Ivacor y han costeado todos sus viajes a Valencia". "El estudio de 'La Patronne' --sentencian-- no ha tenido más coste que la factura de la luz de encender las máquinas con las que ha sido analizado".

Por otra parte, aclaran que "ninguna institución internacional ha rechazado la autenticidad de la obra" y se refieren "al argumento de Olmos de la ausencia de juicio de algunos de los tres especialistas internacionales que han considerado de referencia".

En este sentido, recalcan que "la señora Olmos --continúan--, de la que no teníamos referencia alguna, debería haber revisado el informe al respecto que estuvo en sus manos en el que se explicitaba que el experto número 1, Christian Parisot, director de los Archivos legales, o el llamado Modigliani Institut de Paris, nunca ha rechazado la obra o ha podido expresar supuestas 'reservas' puesto que los propietarios desde el principio decidieron no consultarle" por lo que "cualquier información en ese sentido es una especulación sin fundamento".

En cuanto a Marc Rastellini, del Wildenstein Institute de Paris, explican que "desde el principio mostraron un claro interés por analizar la obra en sus instalaciones, para su posible inclusión en un próximo catálogo razonado que se publicaría en el 2007 y que actualmente permanece 'sine die'". Asimismo, sobre el profesor Osvaldo Patani, alegan que "no acepta la revisión de obras no publicadas de propiedad privada por cuestiones de seguridad y rivalidades con los otros dos expertos".

También señalan que las dos grandes casa de subastas --Sotheby's y Christie's-- "nunca han considerado la obra para subasta por no estar incluida en ninguno de los catálogos razonados previos a 1975 y la explicación es bien sencilla: su trabajo no consiste en certificar obras inéditas, sólo en vender, y en el caso de Modigliani solo consideran válida la opinión de expertos anterior a 1975, puesto que los riesgos son tan altos como la cotización actual del artista".

A renglón seguido, los propietarios apuntan que no fueron ellos los que eligieron el Museo de Bellas Artes San Pío V no como destino para la obra, sino que "fue una propuesta de la Conselleria de Cultura de la Generalitat y del Ivacor que parecía aceptable, y la directora general de Patrimonio, la señora Paz Olmos, estuvo presente el día de la presentación y no puso entonces ningún reparo".

El museo Thyssen de Madrid, agregan, realizó una primera y rápida revisión de la obra pero decidieron no continuar la tarea por falta de información científica de otras obras autenticas de Modigliani para contrastar. Gracias a ellos, llegamos a la restauradora García Hernández, técnico del Ivacor, cuyas investigaciones sobre estudios científicos realizados a obras de Modigliani fueron publicados en una ponencia en unas jornadas de restauración celebradas en Centro Nacional Reina Sofía de Madrid.

El museo Thyssen usó los resultados de los análisis de pigmentos de esta publicación como elemento de contraste, "y fueron ellos también que nos sugirieron contactar con ella para continuar las investigaciones".

"Solo una institución pública de relieve, como es el caso del Ivacor, logra acceso para analizar químicamente obras de importancia en los grandes museos. Éste y ningún otro es el motivo por el que decidimos solicitar su ayuda", resaltan.

Sobre los resultados presentados por el Ivacor, la familia cree que son, "en todos los sentidos, sobradamente aclaratorios y demostrativos de la autenticidad de 'La Patronne'" por lo que agradecen "una vez más el gran trabajo realizado por la institución que dirige Carmen Pérez y especialmente la impecable labor de todo el equipo investigador".

SEGUNDO INFORME

Igualmente, señalan que existe "un segundo informe independiente realizado por la profesora Victoria Soto Caba, única experta nacional en Modigliani y autora del libro 'Modigliani: el rostro intemporal', que tras la revisión exhaustiva del informe del Ivacor corrobora todas sus conclusiones".

"Lamentamos habernos visto implicados en los problemas internos que no consideramos en absoluto de nuestra incumbencia y el único fin de la presente es aclarar las opiniones vertidas por terceros. Igualmente, lamentamos que la sociedad valenciana no pueda disfrutar de esta obra", concluyen.