Cultura.- Settembrini cree que los tribunales darán la razón a CCE y acusa a Cultura de "desorganización"

Actualizado 29/01/2007 19:18:47 CET

El crítico lamenta la "oportunidad que pierde Valencia" al cambiar la Bienal y dice que los "últimos años han sido una pesadilla"

VALENCIA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex director de la Bienal de Valencia Luigi Settembrini confió hoy que los tribunales "darán la razón" a la empresa Contemporany Cultural Engineering Limited (CCE), que ha interpuesto una demanda ante un juzgado de Valencia en la que reclama más de un millón de euros a la Generalitat por incumplimiento del contrato suscrito para la IV convocatoria del certamen. Al respecto, Settembrini explicó que su contrato "especificaba que él debía ser el director del encuentro artístico y no un comisario más", como se le propuso desde la conselleria de Cultura, y rechazó el argumento dado por el Gobierno valenciano de cancelar el evento por "causa mayor". "Parece que se confunde un tsunami con la mismísima voluntad de la conselleria de Cultura", ironizó.

El especialista italiano, que mantuvo hoy un encuentro con los medios de comunicación en Valencia, achacó su salida de la Bienal a la "desorganización de la conselleria" aunque agregó que la empresa radicada en Londres CCE, "que es quien firmó el acuerdo con la Generalitat y no yo", recalcó, cree que "es algo peor, que ha habido mala fe y que se trata de un engaño", afirmó. "Pero yo estoy convencido que no ha sido así, porque soy italiano y tengo una mentalidad mediterránea pero para un anglosajón es incomprensible que una institución como el Gobierno valenciano no mantenga su palabra".

Settembrini relató que en febrero de 2006 en Florencia la secretaria autonómica de Cultura, Concha Gómez, le comunicó la "decisión unilateral tomada por la conselleria de la remodelación de la Bienal y la decisión de hacer 'joint venture' con la Bienal de Sao Paulo aunque me aseguró que no quería renunciar a mi apoyo fundamental ni el del equipo de CCE". No obstante, en un segundo encuentro, el 14 de marzo, Gómez "cambió de rumbo y me pidió que valorara la posibilidad de comisariar simplemente una exposición de la IV Bienal, que "no es lo que figuraba en el contrato", resaltó.

Settembrini hizo entrega de copias de diversos documentos, entre ellos una carta datada del 27 de marzo en el que la firma CCE plantea a la conselleria de Cultura una "alternativa antes de llegar a la vía judicial". En esta propuesta, la empresa londinense apuesta por una "resolución amistosa de la relación, con una reducción de la compensación para CCE de 1,073.276,00 euros hasta 925.000 euros a pagar en tres plazos", así como la realización de la exposición 'Veles e vents, los lenguajes de la competición' ideada por Settembrini.

"Pero la respuesta de la Fundación Bienal de las Artes --prosiguió Settembrini-- fue una carta en la que se justifica que por 'causas mayores, que sobrepasan la voluntad de la Fundación, han conllevado que el proyecto IV Bienal de Valencia deba ser cancelado, impidiéndonos cumplir los compromisos de contratación pactados en el Acuerdo Marco suscrito el, 21 de diciembre de 2004'".

"LA FORMULA DE LA PENICILINA"

El ex director de la Bienal facilitó asimismo una copia del proyecto 'Veles en vents' que presentó a la conselleria "y que fue calificado por Concha Gómez de cuatro folios", algo que el crítico consideró "muy basto". "Lo importante es que la idea sea fuerte y esto no se mide en líneas escritas; vale más un verso de García Lorca o la fórmula de la penicilina que 400 páginas de John Grisham", opinó.

Por otra parte, Settembrini lamentó la "oportunidad que pierde Valencia con la desaparición de la Bienal" ya que el nuevo formato 'Entre dos mares' presenta "dos cosas que no me convencen", dijo. La primera de ellas es la incorporación de las galerías, algo que, a su parecer, "es una idea equivocada porque un acontecimiento cultural de estas características tiene que estar desvinculado de los intereses comerciales", de lo contrario es un "contrasentido y un error de concepto".

En segundo lugar, Settembrini criticó que en Valencia "no se verá nada nuevo, porque se repetirá lo que la Bienal de Sao Paulo presentó ya en 2006" y esto "rebajará el nivel" del certamen y únicamente permitirá al evento brasileño "presentarse en Valencia en un momento de gran visibilidad como será la America's Cup".

Luigi Settembrini reconoció que en Valencia "he vivido años muy felices porque hemos hecho dos bienales con más de 400 artistas internacionales de primera línea y con una enorme repercusión en todo el mundo" pero "los últimos años han sido verdaderamente malos, una pesadilla tanto culturalmente como en el trato personal", sentenció.

En este sentido, afirmó que el equipo que formaron en la conselleria "Manuel Tarancón y Consuelo Ciscar tenía como objetivo la comunicación e impacto internacional". Sin embargo, "con la llegada a este departamento de Esteban González Pons y Alejandro Font de Mora el objetivo está dirigido a una visibilidad local", concluyó.