Actualizado 21/05/2007 20:42 CET

Cultura.- El SIP celebra sus 80 aniversario con una fiesta que revivió a los pioneros de la arqueología de los años 30

VALENCIA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Diputación de Valencia ha celebrado su 80 aniversario con una fiesta en que la los trabajadores, conservadores y amigos de la entidad revivieron por una noche a ilustres personajes de la arqueología valenciana de los años 30 "y soplar así las velas de una gran tarta de cumpleaños" dedicada a la historia de esta institución cultural, según informaron hoy fuentes de la corporación provincial.

Con esta gran fiesta, celebrada el pasado sábado, en la que trabajadores, conservadores y amigos del SIP se disfrazaron de personajes tan ilustres y conocidos como Isidro Ballester, Luis Pericot, Josefa Chaume, Mariano Jornet, Salvador Espí, el padre Viñes, obreros, y cocineras de las excavaciones, el Museu de Prehistòria de Valencia celebró los 80 años de vida del Servicio de Investigación Prehistórica y la mágica Noche de los Museos, poniendo un broche de oro a las celebraciones del Día Internacional del Museo", explicó la directora del Museo de Prehistoria, Helena Bonet, encargada de presentar el acto caracterizada como una dama de los años 30.

El Museu de Prehistòria quiso vincular su particular Nit dels Museus con la exposición temporal que ha exhibido en sus instalaciones durante los últimos meses, 'Arqueología en Blanco y Negro'.

El título de la exposición se convirtió en un guiño a todos los asistentes que acudieron a la cita vestidos de "blanco y/o negro" o con indumentaria inspirada en la 'Arqueología de los años 30 y 40'.

Así, mediante música en directo a cargo de la SedaJazz swing de Sedaví y una serie de imágenes sobre los inicios de la arqueología proyectadas en una gran pantalla, el museo consiguió recrear el ambiente social y cultural de los primeros años de la arqueología en Valencia. Los propios protagonistas de la historia del SIP explicaron la exposición Arqueología en Blanco y Negro. "Seis grupos de 35 personas cada uno, recorrieron la exposición, bajo las indicaciones de los singulares personajes, quienes relataron la historia de la institución", indicó Bonet.

El público pudo disfrutar con las canciones especiales de baile de salon y "swing", seleccionadas por la orquesta, aunque el repertorio de la noche fue básicamente jazzístico, interpretado de manera magistral por la Sedajazz, que supo crear una velada muy elegante y agradable.

La directora del Museu de Prehistòria agradeció la asistencia a todos los participantes y cortó el pastel de cumpleaños. "Tras apagar las velitas, al son del "cumpleaños feliz" interpretado por parte de la Jazz Band, brindamos con cava y dulces", bromeó Helena Bonet.

El público asistente, alrededor de unas 270 personas, pudo disfrutar también con la proyección de varias películas de los años 30 y 40, como 'La Momia', 'Mujeres prehistóricas', 'El paraíso perdido', 'Cleopatra y las tres edades', y 'La vuelta al mundo', así como de imágenes sobre las pioneras excavaciones arqueológicas.

La fiesta, de acceso libre y gratuito para todo el público, concluyó hacia las dos de la madrugada del domingo, "aunque el público se quedó con ganas de más", aseguró la directora emplazando a todos a una próxima celebración. "El año que viene nos volveremos a ver en la noche de los museos", auguró.