Publicado 21/01/2016 16:41CET

Los despedidos en EMT Valencia encubrieron 2.265 horas extra de trabajadores

   VALENCIA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El concejal responsable del Área de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi, y el gerente de la EMT, Josep Enric García Alemany, han explicado este jueves que los recientes despidos del anterior directivo Andrés Bernabé y la responsable de Recursos Humanos Sandra Delgado, están relacionados con una infracción del Estatuto de los Trabajadores por "haber tolerado y encubierto" un incremento "ilegal" del número de horas extraordinarias -hasta 2.265 horas de más en seis meses- que pueden realizar los empleados. En ningún caso se entiende que sea delito.

   Así lo han explicado tras el Consejo de Administración de la empresa pública, según ha informado el consistorio en un comunicado. Esas horas extra se "camuflaron" como "abonos varios" y sin cotizar a la Seguridad Social. Grezzi ha anunciado que se investigará si anteriormente también se produjeron estas infracciones contra el Estatuto de los Trabajadores.

   El edil ha precisado que si hasta ahora no había habido ninguna comunicación oficial ha sido "por respeto a los derechos de los trabajadores despedidos" pero dada la "repercusión pública" de la noticia, creen que es bueno "dar las explicaciones necesarias para entender la decisión, pero sin entrar en ningún detalle que pueda perjudicar el procedimiento en curso".

   Josep Enric García ha informado de que los dos despidos se deben a una infracción "grave" del Estatuto de los Trabajadores por parte de la empresa "por haber tolerado y encubierto ese incremento de las 80 horas extraordinarias al año que un trabajador puede realizar legalmente". Frente a ese marco legal, tras la denuncia presentada en su día por el sindicato CGT, se ha comprobado que solamente entre los meses de junio y diciembre "el número de horas extraordinarias encubiertas asciende a 2.265".

   Según las mismas fuentes, se da el caso de algún trabajador que realizó en ese período de junio a diciembre del pasado año "hasta 400 horas extraordinarias" por encima del tope legal, "que además se camuflaban bajo el concepto de abonos varios y no se cotizaba por ellas a la Seguridad Social". El consistorio indica que existen indicios de que el número de trabajadores que realizaron y facturaron irregularmente "abonos varios" fue de 17, todos ellos del área técnica.

   El gerente de la EMT ha afirmado que "el descubrimiento de esta circunstancia ilegal resultó sorprendente para la gerencia y la presidencia de la empresa, ya que a pesar de que en el mes de agosto se produjo una denuncia del sindicato CGT a la Inspección de Trabajo, y que el sindicato se lo comunicó entonces al gerente Andrés Bernabé, ni este ni la entonces responsable de Recursos Humanos, Sandra Delgado, lo comunicaron en ningún momento".

MENDOZA DESCONOCE INFRACCIONES SIMILARES

   Giuseppe Grezzi ha anunciado que es intención de los nuevos responsables de la EMT "investigar años anteriores para ver si se cometieron irregularidades similares". En este sentido, el concejal ha informado de que en el Consejo de Administración de este jueves se le ha preguntado directamente al también edil del PP Alberto Mendoza, responsable de la EMT en la etapa anterior, si tenía conocimiento o indicio de que hubiera ocurrido alguna infracción similar, a lo que éste ha respondido que no y así ha constado en acta.

   Estas investigaciones proseguirán "respetando el derecho de los trabajadores para proteger el proceso puesto en marcha por la Inspección de Trabajo, que podría concluir con una sanción de entre 626 y 6.250 euros, y velar por los intereses de una empresa pública, a la que estas infracciones causan un quebranto económico que queremos sea el mínimo posible".

   Ambos han puntualizado que la decisión de despedir a los dos directivos "no ha tenido ninguna relación con hechos delictivos", sino que se trata de una infracción laboral grave pero no existe ningún delito". No obstante, Grezzi ha resaltado la "gravedad" de estas "irregularidades" en una empresa pública "que ha de ser ejemplar y no puede cometer ninguna ilegalidad".

NUEVO ORGANIGRAMA

   Por otra parte, el Consejo de Administración de la EMT ha aprobado un nuevo organigrama que reduce de ocho a seis el número de áreas de dirección "a la búsqueda de una mayor eficacia y eficiencia en la gestión y de convertirse en una empresa pública más sostenible, transparente y acorde a las necesidades de los ciudadanos en el ámbito de la movilidad urbana".

   El nuevo organigrama, "enfocado hacia una mayor proximidad al ciudadano y al desarrollo de la innovación" contempla un área de Gestión que agrupa Recursos Humanos y Administración, un área de Desarrollo, dentro de la cual se incluyen las subáreas de Transparencia y Control Interno, Calidad del Servicio y Sistemas de Información. Las cuatro áreas restantes son las de Técnica, Gestión, Planificación y Marketing y Operaciones.

   Giuseppe Grezzi ha destacado que el nuevo organigrama responde a una voluntad de "mejorar la eficacia" de la gestión de la EMT, y ha informado de que el Consejo de Administración ha aprobado igualmente encargar a la empresa Deloitte que realice una auditoria complementaria que analice todas las facturas correspondientes al año 2015 cuya cuantía sea superior a 6.000 euros y evalúe todos los procedimientos de contratación empleados.

"NO CABEN ESTE TIPO DE IRREGULARIDADES"

   Por otra parte, la sección sindical de CGT en la EMT ha afirmado en un comunicado que en una empresa de capital y gestión públicos "no caben este tipo de irregularidades". Además, la organización apuesta por "el empleo público de calidad y por el fin de las subcontratas y externalizaciones de las que hasta ahora se ha abusado en la empresa".

   El sindicato ha recalcado que el pasado agosto ya denunció ante la Inspección de Trabajo "el reiterado fraude a la Seguridad Social con las horas extras realizadas en la empresa", "que no se cotizaban como tales disfrazándolas mediante bonificaciones varias".

   Según el sindicato, se trata de una "vulneración de la legalidad laboral vigente respecto al número de horas extras realizadas por los trabajadores que sólo permite un máximo de 80 al año y que se sobrepasaban ampliamente".

   Asimismo, la CGT constató y demostró "falsedad en documentación interna de los estadillos de horas extras en lo que no se reflejaba este exceso". Estos hechos, según augura, "supondrán seguramente apertura de expediente sancionador por parte de la Inspección con multa económica a la empresa".

   A falta de pronunciarse la Inspección de Trabajo y tras detectarse irregularidades en las nóminas de diciembre del Área Técnica, la Sección Sindical remitió hace unos días un comunicado dirigido al nuevo gerente, al propio Andrés Bernabé y a la responsable de Relaciones Laborales, en el que se denunciaban varios hechos. CGT exigió la "depuración inmediata" de responsabilidades y la nueva dirección decidió el despido de ambos cargos.